•  |
  •  |
  • EFE

El exala-pívot John 'Hot Rod' Williams, que jugó la mayoría de su carrera profesional con los Cavaliers de Cleveland, falleció hoy de cáncer a los 53 años, un día después del deceso de Dolph Schayes por causa similar.

Williams, que disputó 13 temporadas en la NBA, murió en su casa, cerca de Sorrento (Luisiana).

Considerado como uno de los mejores sextos hombres de la NBA durante la década de los 80 y los 90, destacó en los Cavaliers, con los que jugó desde 1986 hasta 1995.

"La familia entera de los Cavaliers está profundamente triste con la noticia de la muerte de John 'Hot Rod' Williams", destaca un comunicado del equipo de Cleveland.

"Se trataba de un jugador y persona con talento, desinteresado y versátil que se ganó el respeto de todos a su alrededor, incluyendo a sus compañeros de equipo y rivales, y los que lo conocieron y trabajaron con él fuera del campo", añade el comunicado.

A Williams se le diagnosticó cáncer hace un año.

"Es devastador", dijo Wayne Embry, el gerente general de los Cavaliers desde 1986 a 1999.

Williams promedió 11 puntos, 6,8 rebotes, así como 1,8 asistencias y 1,6 tapones en los 13 años de carrera en la que también jugó con los Suns de Phoenix y los Mavericks de Dallas.

"'Hot Rod' fue siempre generoso y un gran compañero de equipo. El equipo siempre era lo primero para él", declaró Danny Ferry, que lo tuvo como compañero durante seis temporadas.

En el comienzo de su carrera Williams se vio implicado en casos de corrupción y fue detenido junto a otros tres compañeros por amañar partidos a cambio de dinero y cocaína cuando eran jugadores de la Universidad de Tulane.

Un defecto de forma evitó su entrada en prisión y enfrentarse a una condena de hasta 17 años en prisión.

Williams, como reserva, tuvo su mejor temporada en la de 1989-1990 al conseguir unos promedios de 16,8 puntos y 8,1 rebotes.

Después de la temporada 1989-90 Williams firmó lo que todavía es considerado como uno de los contratos más emblemáticos de la historia de la NBA.

Los Heat de Miami quisieron incorporarlo por 26,5 millones de dólares y siete temporadas, incluido un salario de cinco millones en la primera temporada, el doble de lo que ganaba el legendario Michael Jordan.

Pero los Cavaliers, que tenían el derecho de ser la primera opción para quedarse con el jugador, decidieron pagarle el mismo dinero.

Williams continuó en esa organización como el reserva estelar de los equipos que ganaron 50 o más partidos durante tres temporadas, pero fueron eliminados en la fase final por los legendarios Bulls de Chicago con Jordan de súper estrella.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus