•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Bóer todavía sigue en cuidados intensivos, pero ya empieza a respirar de forma natural. Este sábado fue un Lázaro, saliendo de la tumba cuando estaba muerto. Un rally resucitador de siete carreras en el sexto inning le dio el triunfo a los capitalinos sobre los Tigres de Chinandega con score de 11-7, empatando a los Gigantes de Rivas en el tercer lugar y ubicándose a dos juegos de la cima que comparten felinos y granadinos.

Todo lucía sombrío para el Bóer, pero en un abrir y cerrar de ojos el viento sopló a su favor y el equipo que hace unos días estaba siendo condenado a la muerte antes de tiempo, hoy empieza a despertar a base de garra. 

Ese sexto inning fue como un soplo de vida combinado con suerte, el pitcheo de los Tigres se desplomó regalando tres bases por bolas y la defensiva cometió tres errores mortíferos, que al final el bateo Indio aprovechó para destaparse ofensivamente, destacando un doble remolcador de tres carreras conectado por Vladimir Frías, y hits impulsadores de Juan Carlos Urbina y Karexon Sánchez. Wilder Rayo soportó cuatro carreras y Jorge Bucardo, quien lo relevó en ese fatídico episodio para los felinos cargó con tres anotaciones.

Relevo socó

Tras tomar el mando del partido 10-7, el Bóer sumó una en el octavo episodio. Urbina conectó triple por el jardín derecho y anotó por error el definitivo 11-7. Wilber Bucardo, quien lanzó el octavo y el cerrador Jhonny Polanco que se adjudicó juego salvado, lograron apagar a los felinos que vieron como el Oriental de Granada les empató en la cima tras el triunfo contra los Gigantes.

Respecto al desarrollo del encuentro fue el Bóer que tomó ventaja en el desafío por hit impulsador de Sandor Guido en el cierre del segundo inning ante los envíos de Cristopher Regas. Empataron los Tigres en la apertura del tercero con elevado de sacrificio de David Paisano. Hit remolcador de Jaspe y otro cohete de Marvin Martínez le dieron la ventaja a los felinos 3-1, golpeando al pistolero Harold Guerrero. 

El Bóer empató las acciones en el quinto episodio. El encendido Frías y Urbina dispararon imparables impulsadores para poner la pizarra 3-3, explotando a Regas, quien fue relevado por Wilder Rayo. 

En el sexto se definió todo, los Tigres rugieron con un racimo de 4 carreras, dos impulsadas por imparable de Paisano y otra por sacrificio de Martínez. Y cuando parecía que todo está perdido para los Indios vino la resurrección en el cierre de esa entrada con ese rally matador de 7 carreras. Ganó Fidencio Flores y perdió Bucardo.

Esta mañana (11:00) en un duelo clave, el Bóer visita a los Gigantes en Rivas. En Chinandega, los Tigres reciben al Oriental, en enfrentamiento de líderes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus