•   Castellón, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un gol de Roberto Soldado, exjugador madridista, en los primeros compases del partido dio la victoria al Villarreal, que fue de más a menos ante un Real Madrid que, pese a crecer a medida que pasaban los minutos, perdió una buena oportunidad para recortar diferencias con el liderato, del que está a cinco puntos.

Fue un partido de fuerzas parejas en el primer periodo, pero en el que el equipo madrileño se mostró superior tras el descanso y aunque malogró muchas opciones ante la meta local, se despidió sin haberlas aprovechado.

De entrada, el Villarreal salió con más intensidad que el Real Madrid y a los tres minutos envió un balón al poste tras un buen disparo de Jonathan dos Santos. El disparo fue el prólogo del 1-0 que llegó poco después.

  • A los ocho minutos, Bruno Soriano le robó un balón a Modric, se lo cedió a Bakambu y éste se lo pasó a Soldado que batió a Keylor Navas por debajo de las piernas.

Las fuerzas se nivelaron tras el 1-0, puesto que el Real Madrid se adueñó del balón, pero sus llegadas a la meta local no eran peligrosas, con un remate de cabeza de Ramos (m.16) y otro desviado de Benzema (m.24) como opciones más destacadas.

El Villarreal se sentía cómodo, sobre todo porque encontraba espacios para el contragolpe, el más claro el que acabó con disparo fallido de Bakambu antes de la media hora de juego.

Se jugaba más como le interesaba al Villarreal, cuyas aproximaciones se incrementaron a partir de entonces ante un rival que no ofrecía argumentos potentes en la creación del juego, ya que el conjunto de Marcelino García Toral estaba muy bien posicionado y así se llegó al descanso.

Las fuerzas estaban niveladas: el equipo de Rafa Benítez dominaba, pero era el Villarreal el que ganaba y el que encontraba espacios en ataque.

Tras una pérdida de balón del Villarreal, Benzema dispuso de la mejor ocasión de su equipo en un disparo cruzado nada más comenzar el segundo tiempo. Un minuto después pudo volver a marcar al anticiparse a la defensa local.

A pesar de que Soldado dio réplica a esas opciones con un buen disparo que detuvo Navas, el Real Madrid había salido más incisivo tras el paso por los vestuario y su dominio pasó a ser muy intenso ante un Villarreal completamente encerrado en su área, en la que se repetían las opciones de gol.

El Villarreal, sin apenas salida, no se parecía al del primer tiempo, y el Real Madrid era mucho más ofensivo con un asedio total a la meta de Areola.

Solo a partir del minuto 60, el Villarreal se liberó un poco de la presión del conjunto de Rafa Benítez, aunque la insistencia del Real Madrid en pos del empate era total, ante un rival que perdía muchos balones en sus salidas.

Los minutos finales fueron muy intensos, con un Villarreal replegado, agobiado y sin apenas fuerzas para salir de su parcela, ante un Real Madrid que presionaba mucho, pero algo espeso y sin capacidad para encontrar el camino del gol a pesar de jugar toda la segunda mitad muy cerca de la portería local.

Al final, con más corazón que fútbol, el Real Madrid trató de sumar al menos un punto, pero no lo consiguió ante un rival que demostró una gran fortaleza defensiva.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus