•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Toda racha es estresante, aun las exitosas, como esta de los Warriors estableciendo la marca de 24 victorias en inicio de temporada; y todas acaban, de diferentes maneras, como ocurrió la noche del sábado en Milwaukee, cuando los Bucks, un equipo que no parecía ser capaz de convertir en cenizas el gigantesco esfuerzo de esta tropa que tanto agita Stephen Curry, aplicaron la zancadilla apropiada para imponerse 108-95. La racha fue cortada, pero la nueva marca quedó como un reto muy exigente.

Con 57 juegos pendientes, ¿estarán los Warriors iniciando esta noche frente a Phoenix, un equipo con registro de 11-14, noveno en el desequilibrado Oeste, una nueva racha que les permita saltar sobre los 27 triunfos consecutivos del Heat 2012-2013 y los 33 de los Lakers 1971-1972? No lo creo. Quizás nadie lo crea. Sin embargo, ellos podrían estar mirando como un nuevo reto, saltar encima de las 72 victorias de los impactantes Bulls de 1995-1996 jefeados por Michael Jordan, con el respaldo de Scottie Pippen, Dennis Rodman, Steve Kerr, Tony Kukoc, Ron Harper y Luc Longley. Después de obtener 67 triunfos en la última campaña, el equipo de Golden State, necesita ganar 49 de esos 57 juegos para tumbar esa marca. ¿Será factible?

EL DESGASTE FUE MORTAL

¡Cómo dolió esa derrota ante los Bucks! El terrible desgaste al que fueron sometidos los Warriors la noche anterior en una batalla tan intensa e impredecible como la de Aníbal y Escipión en Zama, cuando se vieron forzados a trabajar dos tiempos extras para derrotar a los Celtics de Boston, los deterioro en su rendimiento, pese a la recuperación bajo observación del francotirador Klay Thompson, aunque sin poder contar con Harrison Barnes, un gran pilar. Los Bucks aprovecharon ese hándicap y dominaron a los Warriors en tres de los cuatro períodos, algo que puede ser considerado una proeza.

La racha casi es recortada a 12 el día 19 de noviembre, cuando los Clippers de Griffith y Paul, tomaron ventaja de 23 puntos en el segundo cuarto, y continuaron dominantes hasta que los Warriors salieron del hoyo y se mostraron galvanizados en una reacción espectacular que les permitió triunfar 124-117, alargando a 13 su ritmo victorioso. Después de ese mayúsculo susto, los Warriors lograron abrirse paso a través de rivales durísimos, entre ellos los Bulls, Indiana, Toronto y Boston, extendiendo a 24 la cadena de triunfos en la temporada y 28 en total, agregando los cuatro de cierre en la última campaña. De esa forma, se acercaron a los 33 éxitos seguidos registrados por los Lakers en 1971-72, no desde el inicio.

¿TENDRAN TIEMPO Y ALIENTO?

La racha de esos Lakers con Wilt Chamberlain de 35 años, Jerry West, Elgin Baylor, y entre ellos, Pat Riley, sobrevivió a la arremetida de 27 triunfos seguidos en una temporada, realizada por el Heat de Miami en 2012-2013 que juntaba a Lebrón James, Dwyane Wade y Chris Bosch. ¿Tendrán tiempo y aliento estos Warriors para otra racha de 28 y tumbar al Heat este año? No creo que alguien apueste por eso, pero, como han estado de dominantes los Warriors, por regresar Barnes y con Thompson disponible acercándose al cien por ciento, mirar las 73 victorias, es un reto tan complicado como cortar las cabezas de la Hidra de Lerna.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus