•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

David Bergin botó la bola y el juego cambió bruscamente. ¡Cómo incide una acción desafortunada! Ocurrió en el inicio del cuarto inning malogrando el probable último out sin carrera y carcomiendo el trabajo monticular de José Rosario. El Rivas aprovechó para empatarle 1-1 al Bóer, y en el siguiente episodio, el ataque sureño se lanzó al asalto sobre un aturdido José Rosario fabricando cuatro carreras, estableciendo una diferencia de 5-1, imborrable, estirada a 7-1 en el noveno. En la colina de enfrente Paul Estrada se creció, colgó un gran cero con bases llenas y un out en el cierre de esa quinta entrada dominando a Calderón y Bergin, y después de un esfuerzo de 18 outs, le entregó la píldora a Kevin Gadea. Antes de apagar las luces, el Bóer anotó su segunda carrera.

Un inicio engañoso

El Bóer golpeó rápidamente al derecho Paul Estrada con tres hits consecutivos después del out al lead-off Anderson Feliz en el primer inning. El cuarto bate que ha dejado de ser discutible, David Bergin, asestó una estocada con Frías y Calderón en las bases, impulsando su carrera 20 de la temporada. Un doble play sobre batazo frontal del lento Juan Carlos Urbina sacó a Estrada de dificultades. 

Con ventaja de 1-0, el bateo indio volvió a presionar en el segundo episodio al disparar Montiel un cohete y agregar un elevado de Sandor que provocó confusión en la zona corta del jardín izquierdo convirtiéndose en hit gimiente. Sin out, y dos de la tribu circulando, el roletazo para doble play conectado por Janior Montes le permitió crecerse a Estrada ignorando el hombre en tercera, dominando a Jesús López. Inutilizado, el Bóer se resignó a tragarse ese cero.

Rosario se desajusta

El derecho Rosario estaba trabajando su cuarto cero, cuando Bergin como fildeador malogró un último out de esa entrada al botar una pelota de esas que en las tribunas dicen “la hubiera atrapado mi abuelo”. El error facilitó la carrera del empate 1-1 en las piernas de De Caster y dejó con vida a Luis Allen, quien avanzó a segunda por el hit dentro del cuadro de Darrel Campbell dándole forma a otra amenaza. Para evitar mayores alteraciones de nervios, Rosario ponchó al sumergido William Vásquez.

Rosario se vio desajustado en el quinto. Britton lo sacudió con un doblete muerde raya por tercera y Flores se sacrificó. El golpe a Obregón fue una mala señal. Con hombres en las esquinas, cuchillada de Jimmy al left empuja a Britton para el 2-1, y después de fallar De Caster, el hit de Mateo estira 3-1 la ventaja sureña. El boleto a Allen termina con la tolerancia de Julio Sánchez entrando Darrel Leiva a un intento de rescate con las bases llenas. Hit del encendido Campbell lleva al plato a Jimmy y Mateo y las cifras en la pizarra se agrandan 5-1. Grave para el Bóer.

Gran scone de Estrada

Ver las bases cargadas de indios con solo un out en el quinto, y los artilleros 3 y 4 llegando al cajón de bateo, hizo pensar que la dibujada posibilidad de una reacción podía ser aprovechada. No fue así. Jilton Calderón falló en elevado entre right-center muy bien corrido y fildeado por Ramón Flores, quien activó su escopeta manteniendo a Janior Montes en tercera, y Bergin, ansioso, con bate quebrado, elevó hacia el centro de los bosques, bajando el telón de ese episodio, dejando la amenaza congelada.

Rivas agregó otra carrera en el noveno para aumentar 7-1, pero el Bóer tuvo aliento para agregar otra carrera por doble de Sandor y hit impulsador de López, sellando el 7-2. Al salir del parque, la imagen de un Bóer manso, doblegado, danzaba frente a sus seguidores.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus