elnuevodiario.com.ni
  •   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • ESPN

En su época de gloria en el cuadrilátero, no había nadie como Héctor Camacho. Ahora, tres años después de su muerte, el “Macho” llegó a la cima de su deporte.

El puertorriqueño, quien salió de las peligrosas calles del Harlem hispano para convertirse en campeón mundial en tres divisiones, fue uno de los nueve exaltados el miércoles al Salón de la Fama Internacional del Boxeo.

Lo querían mucho

“No ha habido, ni habrá, otro Héctor ‘Macho’ Camacho en la historia del boxeo. Era único”, comentó el presidente de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Francisco “Paco” Valcárcel, quien era un buen amigo del fenecido boxeador. “Era engreído, carismático. La gente lo amaba o lo odiaba, pero todos querían verlo”.

Camacho, quien murió en 2012 a los 50 años luego de ser baleado en Puerto Rico, encabeza la clase de 2016 del Salón de la Fama, que también incluye al mexicano Lupe Pintor y al panameño Hilario Zapata.

Los exaltados fueron elegidos por la Asociación de Cronistas de Boxeo y un grupo de historiadores del boxeo. Nacido en 1962 en Bayamón, Puerto Rico, Camacho se mudó tres años después con su madre a Nueva York. Camacho aprendió a boxear a los 11 años y pronto se convirtió en una estrella. 

Camacho conquistó el título superpluma del CMB en 1983 con un nocaut en cinco asaltos ante Rafael Limón, agregó un segundo título con un triunfo por decisión unánime ante José Luis Ramírez en 1985 por la corona del peso ligero del CMB, y sumó su tercer título en 1989 al derrotar a Ray Mancini por el cetro junior welter de la OMB.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus