•   Yokohama, Japón  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Barcelona jugará la final del Mundial de Clubes el domingo ante River Plate tras ganar 3-0 al Guangzhou, este jueves en Yokohama, con un triplete de Luis Suárez, que cubrió a la perfección las ausencias de Neymar y Lionel Messi, baja de última hora por un cólico nefrítico.

En un partido que el Barcelona controló a la perfección, con Andrés Iniesta brillante en la dirección del juego, Suárez selló el triunfo en los minutos 39, 50 y 66 (de penal).

Sin Messi ni Neymar -en recuperación-, sus dos compañeros en la delantera conocida como 'MSN', Suárez se bastó, asistido por un gran centro del campo, para terminar con la poca resistencia que puso el campeón de Asia.

Luis SuárezLas bajas de dos de los tres finalistas al Balón de Oro -junto con Cristiano Ronaldo-, restaron magia a un noche especial para los aficionados japoneses, unos 65.000 en el Internacional de Yokohama, algunos de ellos con caretas del argentino y del brasileño.

Gallardo y Francescoli

Las dos estrellas podrían recuperarse para el domingo, ante River, cuyo técnico Marcelo Gallardo siguió el partido desde la tribuna compartiendo manta con el mito de Los Millonarios Enzo Francescoli.

En una noche fría y ventosa, el Barcelona sabía que el partido era cuestión de paciencia ante un Guangzhou bien plantado en los primeros minutos

Iniesta y Munir tuvieron el gol en dos ocasiones (22 y 31). En la primera el capitán levantó la vista y encontró al joven, que se topó con la salida del arquero Li Shuai.

Negado con la portería, a continuación Munir no le pudo dar potencia a un cabezazo tras un servicio de su socio. Shuai atajó sin problemas.

  • El Guangzhou resistía, pero de repente se le acumularon las desgracias.

Primero (25) perdió a su lateral izquierdo Zou Zheng, que sufrió una grave lesión (posiblemente rotura de tibia y peroné) tras una mala caída sin oposición de algún rival.

Luego sufrió el error de su arquero, incapaz de atajar un disparo de media distancia del croata Ivan Rakitic. Dejó el balón muerto y Suárez lo mandó a las mallas.

Elkeson pudo empatar

Hasta entonces sin crear peligro, el Yokohama tuvo el gol cuando el brasileño Elkeson peinó la pelota con intención, pero el chileno Claudio Bravo, titular en detrimento del alemán Marc André Ter Stegen, voló a uno de los palos para salvar el empate.

Al inicio de la segunda mitad Suárez mató el partido. Combinó con Iniesta y el capitán se la devolvió para que la controlara con el pecho y la pusiera en la escuadra de Shuai con un espectacular giro.

Neymar aplaudía desde el banquillo y Suárez acudió a abrazar al brasileño, que gracias al 'Pistolero' podrá disputar la final del Mundialito.

Con el Barcelona rondando siempre el área del Guangzhou, Bowen Huang tiró a Munir y el árbitro señaló penal. Suárez firmó su triplete batiendo con potencia a Shuai.

El partido no tuvo más historia. El Barcelona no hizo sangre y el Guangzhou no intentó una remontada imposible.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus