•   Alemania  |
  •  |
  •  |
  • Marca.com

Pep Guardiola no continuará en el banquillo del Bayern de Múnich. El técnico catalán ya ha comunicado a los dirigentes del club bávaro la firme decisión que ha tomado de buscar nuevos horizontes. Guardiola cree que no hay posibilidad alguna de reconducir la situación debido al tremendo desgaste que sufre por su manera de entender el futbol y la gestión del grupo.

La idea de Guardiola es firme. El entrenador del actual campeón de la Bundesliga cree que su etapa en el banquillo del equipo alemán ha llegado a su fin y que de prolongarla podría ser perjudicial tanto para el club como para su persona. La situación no está rodeada de la tensión que le llevó a dejar el Barcelona, ni mucho menos, pero considera que ahora mismo no puede continuar dirigiendo al equipo alemán.

Los dirigentes del Bayern han intentado convencer a Guardiola, tal y como apuntan los 20 millones de euros por temporada que le han llegado a ofrecer. La prensa alemana puso la cifra sobre la mesa tras un primer acercamiento con el ex del Barcelona semanas atrás. Sin embargo, el dinero no ha conseguido que el técnico abriera la puerta de la continuidad tras tres temporadas al frente del club bávaro.

No es una decisión que tenga que ver con el aspecto deportivo. De hecho, la asignatura pendiente en ese aspecto es la Champions, competición en la que ha sido eliminado por Real Madrid y Barcelona en semifinales. Equipos todos ellos que terminaron siendo campeones. En Alemania, el Bayern abruma con su dominio, pero su debe es la Copa de Europa. Guardiola lo sabe y todavía tiene la oportunidad de revertirlo.

La especial manera de entender el trabajo, su implicación en el día a día y ese afán de controlarlo todo llevan al técnico a exprimirse al máximo y a llevar al límite la capacidad de aguante, tanto del propio entrenador, como de todos quienes le rodean, incluidos jugadores. Pocos entrenadores exigen de una manera tan intensa y día tras día como hace el preparador catalán.

Dos años y medio

Durante estas dos campañas y media que lleva como máximo responsable técnico del Bayern, la relación con los dirigentes del club bávaro ha sufrido todo tipo de altibajos.

Karl-Heinz Rummenigge ha sido el más crítico con el técnico y no ha tenido inconveniente alguno en hacerlo de manera pública, tal y como sucedió tras la derrota ante el Oporto en los cuartos de la Champions el pasado mes de abril. Eliminatoria que remontó en el partido de vuelta en el Allianz Arena, goleando al once de Julen Lopetegui y pasando a semifinales, ronda en la que fue superado por el Barsa.

La presencia de Begiristain y Ferrán Soriano, exdirector general y exdirectivo del Barcelona respectivamente, en el Manchester City parece servir de puente para su llegada a la Premier League. De hecho, se lleva hablando mucho tiempo de una oferta del club inglés. Algunos han ido más allá afirmando que ya existe un principio de acuerdo, extremo negado por los dirigentes del equipo que dirige ahora Manuel Pellegrini.

El Bayern ya anunció el adiós de Jupp Heynckes en plena competición, con toda la temporada por delante. Ese curso terminó logrando el triplete (Bundesliga, Copa y Champions). Eso fue en enero de 2013 y no sería extraño que tres años después, el club alemán repitiera experiencia e hiciera pública la decisión del adiós de Pep Guardiola y la llegada de su sustituto.

En los últimos días, y ante la mala campaña de Van Gaal, algunas informaciones señalan el interés del United en el fichaje de Pep.

  • 20 millones de euros anuales le ofrecería el Bayern de Múnich a Guardiola por extender su contrato. 
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus