•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La nueva relación entre el beisbol de Cuba y las Grandes Ligas (MLB, por sus siglas en inglés) de EE.UU., puede tener un “futuro promisorio”, según dijo el vicepresidente de la Federación Cubana de la especialidad, Antonio Castro, hijo del expresidente de la isla, Fidel Castro.

“Vemos un futuro promisorio en esta nueva relación”, dijo Antonio Castro, también vicepresidente de la Confederación Mundial de Beisbol y Softbol (WBSC, por sus siglas en inglés), en declaraciones divulgadas ayer en la página web de la emisora “Radio Habana Cuba”.

Castro hizo declaraciones a la prensa en el estadio Victoria de Girón, de Matanzas, donde asistió junto a una delegación de directivos y peloteros de las MLB que impartió una clínica a jóvenes practicantes de beisbol como parte de un intercambio académico con la isla.

“Es un nuevo proceso y las clínicas forman parte de ese proceso. También ya los directivos de las MLB están hablando de juegos de pretemporada en Cuba, que es posible sean en marzo”, adelantó Castro, uno de los directivos que contribuyó a la visita de la representación de las MLB a la isla, según reconocieron sus integrantes en una rueda de prensa el pasado martes.

INSTRUCTORES DE LUJO

La comitiva de las Grandes Ligas estadounidenses, que cerró este jueves su estancia en Cuba, estuvo encabezada por Joe Torres, director de la oficina del comisionado de las MLB, e integrada por el director ejecutivo de la Asociación de Jugadores, Tony Clark, y el consultor especial, Dave Winfield.

Los ejecutivos viajaron acompañados por un grupo de jugadores de clubes de las Grandes Ligas, entre ellos, el venezolano Miguel Cabrera y el dominicano Nelson Cruz, y el ganador del Cy Young, Clayton Kershaw, así como los cubanos Alexéi Ramírez y Bryan Peña, que juegan en los Medias Blancas de Chicago y los Rojos de Cincinnati, José Daniel Abreu y Yasiel Puig.

Castro explicó que se trata de un “proceso de negociación, de nueva relación, bajo el respeto mutuo, donde todos cumplan sus deberes y tengan los mismos derechos” y dejó claro que existe voluntad “de los dos lados de transitar en un camino hacia el futuro, donde el beisbol juegue un papel importante”.

PROYECTO

Además consideró que la MLB y Cuba también pueden trabajar unidos para que el beisbol regrese a los Juegos Olímpicos y se mostró optimista sobre la posibilidad de que pueda hacerlo en Tokio 2020.

“Todo lo que hagamos juntos por el desarrollo del beisbol, por su internacionalización, porque se diversifique mucho más y se divulgue en el mundo, y se desarrolle en aquellos países y regiones donde todavía no se ha desarrollado, va a ayudar a que el COI se de cuenta que este es un deporte que nunca debió salir del programa olímpico”, recalcó.

El programa de la delegación de la MLB incluyó además de dos clínicas juveniles, en La Habana y Matanzas, conversaciones con las autoridades del beisbol cubano y la entrega de una beca de la Asociación norteamericana de peloteros a la institución de la Iglesia católica “Cáritas Cubana”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus