Edgard Tijerino
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El lanzamiento al cuerpo de Roberto Novoa no golpeó al artillero sureño Yurendel de Caster, pero sí lo hizo la Comisión de Ética y Disciplina, doblándole las rodillas no solo a él sino también al Rivas, con la sentencia de la liga y el rechazo de la apelación por parte de la comisión.

Alguien, independientemente de ser o no aturdido por un jonrón, va directamente contra un bateador con un disparo que es sometido a discusión sobre su intencionalidad, lo que, como es obvio, no podrá comprobarse. El caso es que ese alguien, frente a una mirada de reproche desde el cajón de bateo, sale del montículo y va hacia delante retadoramente abriendo sus brazos y gesticulando, imagen que por lo expuesto en el comunicado de la liga, no fue grabada en el video que vieron los de la comisión.

Además de arrimar peligrosamente la pelota al cuerpo del bateador Yurendel de Caster, el hombre del disparo, Roberto Novoa, lo reta a los golpes sin solicitar guantes, ni un réferi, ni una tarima. Eso lo vieron todos, y sin necesidad de haber estado en el pupitre de un aula de la Escuela de Derecho, se llama provocación.

Un momento de sangre caliente en el que agredido y agresor, se encuentran descarrilados. En derecho, por lo que he escuchado de vez en cuando, existe algo llamado “en defensa propia”. Alguien viene hacia mí armado con un trozo de madera y malas intenciones, y yo respondo.

Es lo que ocurrió cuando en otra imagen, Novoa lanza su guante contra el rostro de Yurendel y termina de agitar el momento que se alarga, mientras los dos bancos se vacían y se produce un gran alboroto, multiplicado por la arremetida de Ramón Flores y la presencia de mediadores y agresores sin saber quién era quién.

No puede ser del mismo tamaño la sanción a Novoa y De Caster. Pero la comisión lo consideró así. Quizás porque ninguno de ellos estaba en el cajón de bateo cuando Novoa hizo el lanzamiento y cuando lanzó su guante contra Yurendel. Posiblemente, de juzgar Yurendel un caso así, más claro, más sensato, más preciso, hubiera admitido la apelación.

Otra historia de un mundo al revés.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus