•   California, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Tomado de ESPN

René ‘Gemelo’ Alvarado sacó la peor parte al fajarse contra el estadounidense Andrew Cancio, quien se impuso por nocaut técnico en 8 asaltos, en la pelea semiestelar de una velada que tuvo como escenario al Casino Fantasy Springs, de Indio, California, el viernes por la noche.

En el combate, pactado en la categoría de los pesos pluma, Andrew Cancio (16-3, 12 KO), de Blythe, California, detuvo al nicaragüense Alvarado (22-6, 15 KO), en un trepidante pleito que terminó a los 2:41 minutos del octavo asalto, cuando el réferi detuvo la contienda.

Ambos púgiles abandonaron el estilismo y se colocaron en el centro del entarimado para protagonizar una verdadera guerra. Desde que sonó la campana en el primer round, Alvarado y Cancio decidieron intercambiar metralla, como jugando a la ruleta rusa, cada cual esperando sobrevivir a la propuesta del otro.  

Del primero al tercer asalto, ya con la premisa de que ninguno daría un paso atrás en los restantes episodios, el nicaragüense Alvarado lució mejor conectando golpes más efectivos y en mayor cantidad. Mientras, Cancio comenzaba a meter un volado de izquierda que llegaba a la humanidad de René y minando poco a poco.

Fue en el quinto round, cuando producto de ese efectivo volado y un gancho de izquierda, que Cancio puso en malas condiciones a su oponente, tras conectarlo en la quijada con un golpe violento, pero René se mantuvo de pie.

Rounds decisivos

En el sexto acto, ambos pugilistas se tomaron un respiro, pero en el séptimo volvieron a cruzar lo mejor de sus respectivos repertorios. René tomó la iniciativa y buscó a su rival, pero encontró respuesta y dieron aviso de lo que a la postre definiría el combate.

La quijada de Alvarado fue el blanco del estadounidense, quien conectó una y otra vez su volado al rostro del pinolero, en el octavo episodio. Muy valiente, René pisó el acelerador e intentó ripostar, pero descuidó su guardia, al punto que un bombazo de izquierda a la mandíbula lo hizo trastabillar, obligando al árbitro a realizarle conteo de protección hasta ocho segundos.

Sin embargo, una vez integrado al combate, Cancio lo cazó y arrinconó hasta provocar que el réferi interviniera. La decisión arbitral fue correcta, Alvarado no tenía aire, el combustible se le había agotado y no era necesario que Cancio quemara el resto de sus cartuchos.

Con el revés ante Cancio, ya son cuatro derrotas consecutivas las de Alvarado en suelo estadounidense. Así se aleja de sus pretensiones de conseguir una pelea titular, aunque todavía le queda camino por recorrer y tendrá tiempo para reivindicarse.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus