•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • El Nuevo Diario

El futbol, que unas veces castiga y otras premia, estuvo al lado de la UNAN-Managua anoche, que con un triunfo por 2-1 sobre los Caciques del Diriangén, le permitió adjudicarse su primer título de Apertura de la Primera División, dos años después de haber ascendido a la máxima categoría.

Con goles de Daniel ‘Pollo’ Reyes’ (31’) y Juan Carlos Rosales (42’), los universitarios inclinaron la balanza a su favor en el partido de vuelta de la gran final, que gracias al gol conseguido en la ida jugada en Diriamba obligaba a su rival a marcar tres dianas para cambiar la historia y, a pesar del descuento de Erick Téllez (58’), mantuvieron el orden táctico que exhibieron durante todo el torneo y celebraron en grande su título, en el Estadio Nacional de Futbol.

Nada inmutó a los académicos, desde que eliminaron al Walter Ferretti en semifinales, se dieron cuenta que tenían los argumentos necesarios para lograr el anhelado título del Apertura y siquiera tener enfrente al equipo diriambino, cuya historia juega su propio papel en cualquier eliminatoria y que venía de vencer al Real Estelí, pudo intimidar a la UNAN, que sacó las garrar del León que llevan en su escudo para establecerse como el rey del certamen. 

Las acciones

El arranque del partido se jugó con mucha intensidad, en el ejercicio de querer apropiarse del esférico ambos equipos cayeron en lo brusco, cometiendo faltas insistentemente ante la vista del permisivo árbitro William Reyes, quien se guardó el silbato en faltas fuertes que ameritaban sanción.

En los primeros 15 minutos hubo escasas jugadas de peligro. Tanto el Diriangén como la UNAN se dedicaron a probar fuerzas y se olvidaron de animar la final, dando la impresión que la prioridad de ambos era hacerse daño físicamente. Fue hasta el 16’, cuando el silbante mostró la primera amarilla a Vidal Congo, por una entrada brusca sobre Carlos ‘Chino’ Tórrez, que decidieron jugar al futbol.

Al minuto 26, tras una falta de Luis Fernando ‘Choco’ González sobre el argentino Lucas Carrera, en el borde del área grande, el propio jugador diriambino ejecutó el balón estacionado y sacó un remate con dirección a gol, pero apareció el arquero Oscar Palomino con la primera de varias intervenciones acertadas de la noche para evitar el tanto.

La respuesta de los universitarios fue casi inmediata, luego que Henry García acarreara el balón desde el mediocampo y lo filtrara entre la línea de defensores Caciques para asistir a su compañero Vidal Congo, quien fue despojado con una certera barrida de Erick Téllez, cuando estaba perfilado para disparar al marco de Carlos ‘Catún’ Mendieta.

El cero a cero después de 28 minutos parecía un castigo inmerecido para los académicos, que generaban cualquier cantidad de ocasiones para gol sin obtener recompensa. Sin embargo, al minuto 31, Congo despojó del esférico a Nasser Valverde por el costado derecho y asistió al ‘Turquitín’ García, quien a su vez, mandó un buscapié que encontró a Daniel ‘Pollo’ Reyes y este empujó el balón al fondo de las redes.

El propio Valverde, que perdió el esférico contra Congo, empezó a dar puñetazos a la grama, en señal de frustración e impotencia. Los Caciques quedaron devastados y no supieron digerir el golpe. Diez minutos después del primer tanto, el desentendimiento entre Mendieta y Carlos Membreño, dejando correr un balón en el borde del área grande, permitió a Juan Carlos ‘Tipitapa’ Rosales conectar la número cinco y perforó las redes para el 2-0, con el que se irían al descanso.

Imposibilitado

Al regreso de la primera parte, el estratega de los Caciques Javier Londoño realizó un par de variantes para buscar profundidad. Ingresó a Jonathan Zapata y Lucas Martella, en lugar de Valverde, que estaba amonestado y a Lucas Carrera, de poca actuación. Sin embargo, aún adelantando líneas, nada parecía dar resultado.

De hecho, ninguno de los delanteros tuvo una clara ocasión de marcar, el rol lo asumieron Lucas Carrera y ‘Arshavin’ Urbina, quien al 49’ tuvo un mano a mano contra Palomino, pero acabó estrellándole el balón en la pierna y se fue desviado. El gol del descuento llegó hasta el 58, luego que Téllez sacara un zapatazo soberbio desde unos 28 metros, que perforó el marco de la UNAN y le daba ciertas esperanza al Diriangén.

Para colmo de los Caciques, en el momento que más estaban atacando, Melvin Hernández cometió una falta fuerte sobre Rodrigo Hernández y miró la segunda amarilla del partido, la primera fue al 30’ y tuvo que abandonar el terreno de juego al ver la roja. La desventaja numérica, sumado al orden de los universitarios, impidió al Diriangén lograr su cometido y dejaron que arribarán a una década sin lograr un título.

La UNAN en cambio, hizo historia, se bañó de gloria y puede presumir de ser el nuevo monarca del Apertura, de cualquier manera ganó el derecho de disputar una hipotética finalísima contra el campeón del Clausura, a menos que sean ellos mismos.

Daniel Reyes, autor del primer tanto, arribó a los 13 goles y superó a Raúl Leguías en el departamento de máximos artilleros, aunque tendrá que compartir el reconocimiento, pues en estas instancias los goles no se suman a la lista de máximos goleadores.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus