•   Las Vegas, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El cubano Rancés Barthelemy, que el reciente viernes se convirtió en el nuevo campeón ligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), aseguró que desea pelear en su país, en momentos que las relaciones entre Estados Unidos y la isla empiezan a normalizarse.

“La ilusión de todo boxeador es pelear ante su gente. Todos los deportistas que estamos fuera de Cuba soñamos con volver y hacer lo que más nos gusta frente a nuestros compatriotas, quienes merecen disfrutar de los atletas que han creado. Yo quiero pelear ante mi público cubano en cuanto me sea posible”, dijo Barthelemy a la AFP.

“Los primeros pasos para nuestro regreso ya se dieron, ahora es cuestión de esperar un poco. El hecho que llegaran varios peloteros a Cuba hace algunos días habla de que hay voluntad de todas las partes involucradas para que las cosas cambien”, agregó.

Victoria clara

Barthelemy (24-0) se convirtió en campeón ligero de la FIB al vencer por decisión unánime al ruso Denis Shafikov (36-2-1).

El cubano dominó casi de principio a fin a Shafikov, con quien disputaba un título vacante de la FIB, para llevarse la victoria ante los jueces con tarjetas de 119-109, 116-112 y 116-112 en una velada en Las Vegas.

“Cuando supe que Puig (Yasiel), Abreu (José) y Rodríguez (Alexei) visitaron Cuba me llené de esperanza. Las autoridades cubanas deben entender que no hay nada de malo en que sus atletas puedan probarse a nivel internacional. Y si esto se normaliza ganan todos. Porque si los deportistas pueden regresar sin problemas, habrá menos gente que quiera irse”, añadió el antillano.

Asimismo, Barthelemy expresó que su meta es seguir ganando títulos en distintas categorías, pues en el 2014 se adjudicó el fajín superpluma de la FIB.

“Ahora mismo tengo que sentarme con mi equipo de trabajo para analizar mi futuro. Mi meta es seguir cosechando títulos en diferentes categorías. Ya me gustó ganar cinturones. Tengo dos en mi poder y quisiera ganar tres, cuatro o todos los que pueda sumar. En lo personal me gustaría pelear en 140 libras, pero estoy abierto a otras posibilidades”, comentó.

Desde el comienzo del acercamiento entre Estados Unidos y Cuba a finales de 2014, otrora enemigos de la Guerra Fría, varias delegaciones deportivas norteamericanas han visitado la isla.

La última fue una comitiva de beisbol de las Grandes Ligas que estuvo del martes al viernes de la semana pasada, entre los que se encontraban los cubanos José Abreu (Medias Blancas), Alexei Ramírez (agente libre) y Yasiel Puig (Dodgers).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus