•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dicen que la fe mueve montañas. Y esa es la principal arma que muestra el peleador leonés Oliver Flores, quien el próximo 31 de diciembre enfrentará al japonés Takashi Uchiyama, en busca de la corona superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Será su primera oportunidad de título mundial, y Flores pondrá todo su empeño para doblegar a Uchiyama, considerado actualmente el mejor campeón de las 130 libras del mundo.

Así que ante este enorme reto, Flores tendrá que batallar la próxima semana con uno de los mejores exponentes del boxeo japonés, quien estelarizará una cartelera que tendrá lugar en el gimnasio Ota-City de la capital Tokio.

“Uchiyama es un gran campeón, pero pienso que he realizado una gran preparación para enfrentarlo. Me he preparado mucho con el tema de la resistencia, la fortaleza física, porque como todo campeón mundial japonés poseen muy buenas condiciones físicas”, indicó Flores.

“Tuve buenos guanteos, con peleadores como René Alvarado, David Bency, en Honduras con Josec Ruiz y con los muchachos que asisten al gimnasio en León. La verdad es que ha sido un buen trabajo y me siento en tremendas condiciones, en buena forma, para pensar en la victoria. Este deporte es de mucho sacrificio, mucha disciplina y pienso que he cumplido con eso”, reiteró.

Difícil rival

Uchiyama es uno de los campeones más sólidos del boxeo japonés en la actualidad. Se coronó el 11 de enero del 2010, venciendo técnicamente en 12 rounds al mexicano Juan Carlos Salgado.

Desde entonces, ha realizado 10 defensas de la corona avalada por la AMB, venciendo incluso al campeón interino, el costarricense Bryan Vázquez, uno de los boxeadores más habilidosos del pugilismo latinoamericano en la actualidad.

En su última pelea de mayo pasado, Uchiyama noqueó en apenas dos rounds al tailandés Jomthong Chuwatana, para elevar su palmarés a 23-0-1, con 19 nocauts. Ciertamente, luce con pocas peleas, pero tiene ese importante bagaje acumulado en combates de título mundial, lo que coloca en la balanza de los favoritos ante el leonés Flores.

Sin embargo, Flores (27-1-2, 17 nocauts) pretende borrar ese favoritismo del japonés con una brillante presentación, la noche del 31 de diciembre en Japón, madrugada de ese mismo día en Nicaragua.

“He visto pelear a Uchiyama. Pienso que no es un campeón fuera de serie, y siento que tengo los recursos para vencerlo. A la hora que tenga que moverme lo haré, cuando haya que fajarse lo haré… Estoy preparado para pelearle a cualquier distancia, sé que es un peleador peligroso, noqueador, pero siento que estoy preparado para traerme esa corona”, dijo con mucha confianza.

El viaje

Flores viajará este miércoles a Japón acompañado de su padre Róger Flores y su madre Norma Bermúdez. 

En la capital nipona se les unirá su representante, un dominicano que vive en Nueva York, Estados Unidos. Serán recibidos por Daisuke Shindo, representante de la empresa promotora japonesa y quien recientemente visitó León para hacer un reportaje para la televisora Tokio TV.

Debido al tema de la visa de Estados Unidos, el viaje será un poco más extenso de lo normal. Partirán a Panamá, luego a Francia y desde ahí a Japón. Por esa razón, llegarán el 25 de diciembre a esa nación asiática.

“Estoy preparado para ganar ese título y tengo fe que puedo conseguirlo”, reiteró Flores, quien hizo su despedida oficial ayer en el hotel Las Mercedes, de Managua, uno de sus patrocinadores en este reto mundialista.

  • 27 victorias con una derrota, dos empates y 17 nocauts es el récord del peleador leonés Oliver Flores, de 24 años de edad.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus