•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los problemas que encuentra el exfutbolista David Beckham para construir un estadio de fútbol en Miami parecen no darle respiro, y la cuarta apuesta del inglés se ha topado con la resistencia de un grupo de vecinos del barrio de Overtown, informó hoy un medio local.

Cuando parecía que prosperaba el plan de Beckham para adquirir un terreno de 9 acres en Overtown, tras tres intentos fallidos en diferentes zonas del centro de Miami, la oposición de un grupo de vecinos puede convertirse en un dolor de cabeza para el astro deportivo.

Residentes del barrio de Spring Garden, aledaño al terreno donde el Miami Beckham United quiere levantar un estadio de fútbol para participar en la Major League Soccer (MSL), han expresado su disconformidad y preocupación por el proyecto.

"¿Qué altura tendrá el estadio?", se quejaba un vecino de la zona que se mostró muy intranquilo por los accesos a sus viviendas y la probable pérdida de luz solar directa en la zona, recogió el canal de televisión Local 10.

El terreno donde se construiría el estadio se sitúa justo al otro lado del canal de un vecindario designado como histórico y cuyos vecinos ya se opusieron con anterioridad a la edificación de una prisión y una vía de tren.

Recientemente, el Miami Beckham United dio a conocer que había alcanzado un acuerdo de compra de un terreno de más de 36,000 metros cuadrados ubicado en este vecindario humilde al noroeste del centro de Miami.

Al parecer, el grupo inversor logró un acuerdo de compra de una parte del terreno de propiedad privada y firmó una carta de intenciones con el alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, para adquirir un área que pertenece al Departamento de Agua y Alcantarillado de este condado, "a un valor de mercado justo".

Beckham no logró sacar adelante los dos primeros sitios que propuso para el estadio, en el Puerto de Miami y al lado del coliseo American Airlines, donde juegan los Miami Heat, de la NBA, ante la oposición de varios sectores afectados, como el de los cruceros, además de asociaciones de vecinos y ambientalistas.

Hasta hace unas pocas semanas, el grupo barajaba un tercer lugar en el centro de Miami, junto al estadio de béisbol de los Marlins, un emplazamiento que exigía que el grupo inversor adquiriera una serie de viviendas ocupadas cerca de la zona proyectada para la obra, un aspecto que complicó la operación. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus