•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Costa Rica, el sol no brilló para el brasileño Flavio Da Silva. Viajó al vecino país con la ilusión de salvar al barco Pérez Zeledón del naufragio en la liga de ese país, no pudo concretar la misión, las cosas no salieron como quizás quería y aunque la directiva del club costarricense quería que siguiera al frente, el estratega decidió renunciar.

Da Silva regresó a su segunda casa, Nicaragua, no para dirigir al Walter Ferretti, equipo que cuando estuvo a su mando vivió una etapa hermosa en cuanto a resultados este año.

Se rumoró que podía volver al club rojinegro, pero cuenta gente cerca a la institución rojinegra que la directiva no quedó contenta por la forma en que Flavio se fue, dejando al equipo en pleno proceso del torneo local y jugando la Concachampions.

A partir de este miercoles, Da Silva tomó las riendas del Managua FC, un conjunto sin alardes de ser candidato para el próximo Torneo de Clausura que se arranca a inicios del próximo año, pero que aspira con el brasileño a mejorar significativamente y pelear por un boleto a semifinales. Aparentemente podría haber un problema en el camino de Flavio y es que en las bases de competencia de la Federación Nicaraguense de Futbol (Fenifut), hay un artículo que en teoría impediría que dirija en el país al menos en los próximos 6 meses.

¿Impedimento?

Según el artículo 10 del capítulo 1: “Ningún Director Técnico, Entrenador y Preparador Físico podrá dirigir o preparar bajo cualquier designación directa o indirectamente, a más de un equipo en la misma temporada aun en distinta categoría”. 

Da Silva dirigió este año al Walter Ferretti en el Torneo de Apertura, después se marchó a Costa Rica, donde dirigió a Pérez Zeledón. Si el reglamento se aplica a cabalidad, el brasileño no podría estar al frente de club, pero habrá que esperar la reacción de Fenifut respecto al caso.

“Vengo muy motivado, agradezco la confianza que la directiva ha tenido en mí. Regresé al país no por una cuestión economica, sino por satisfacción personal. Sino me siento féliz es mejor no seguir, no estaba contento en Pérez Zeledón”, confesó Da Silva en su presentación realizada en el Estadio Nacional de Futbol.

El Managua FC se ubicó en el septimo lugar de la tabla de posiciones en el pasado Torneo de Apertura, con 18 puntos, producto de cuatro victorias, seis empates y ocho derrotas. Si al final no hay ningún problema y Da Silva puede dirigir, tendrá un reto mayúsculo de mejorar la actuación de un equipo que antes se postulaba al título, pero que nunca ha logrado dar ese golpe de autoridad para avanzar a la final.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus