•   Montevideo, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El fiscal de Crimen Organizado de Uruguay Juan Gómez, encargado del caso Conmebol en el que está involucrado el exvicepresidente de la FIFA Eugenio Figueredo, dijo que "hay mucha gente muy nerviosa" por las investigaciones.

"Son varios los que están siendo investigados (...). Yo no puedo hacer comentarios porque tenemos una estrategia ya desplegada", manifestó el fiscal al diario uruguayo El País.

Figueredo fue procesado el jueves en Montevideo con prisión preventiva por cometer presuntos delitos de estafa y lavado de activos al frente de la Conmebol.

El expresidente de ese ente futbolístico estuvo preso en Zúrich desde mayo por una investigación anticorrupción de la Justicia de Estados Unidos contra altos cargos de la FIFA, y llegó el jueves extraditado a la capital uruguaya Montevideo para declarar en el juzgado de Crimen Organizado.

El llamado caso Conmebol indaga una denuncia interpuesta a finales de 2013 por varios equipos de fútbol de Uruguay y por la Mutual de Futbolistas del país, que acusaban de la existencia en ese organismo de una "organización criminal" que se apropiaba de dinero que tendría que ir a parar a clubes, a jugadores y a la propia organización.

Figueredo reconoció el jueves ante el fiscal y la jueza de Crimen Organizado, Adriana de los Santos, haber recibido dinero por parte de empresas a cambio de la cesión de los derechos de retransmisión televisiva que maneja la Conmebol, y en consecuencia haber dejado de escuchar ofertas de otras compañías.

"Tal modo de obrar traducía un perjuicio a clubes y a jugadores profesionales, en el caso de Uruguay, menguándose notoriamente los dineros que debían percibir aquellos y éstos", escribió Gómez el jueves en su dictamen.

El escrito del fiscal detalla que Figueredo reconoció haber recibido "importantes sumas de dinero" de la empresa Full Play por la firma de contratos de derechos de transmisión de partidos, así como otros pagos de parte de empresas vinculadas a torneos sub-20 y sub-17 de la Conmebol.

En su declaración, el exmandatario indicó que los 10 presidentes de las federaciones nacionales que conformaban la Conmebol cuando él estaba al frente igual recibieron dinero en algún momento.

Cifró también sus honorarios al frente de la Conmebol en 40.000 dólares mensuales, retribución que no se hacía constar en los balances de la institución, según dijo.

Toda esta "plata dulce", como Figuerdo la calificó, según consta en el dictamen del fiscal, era introducida en Uruguay mediante una operativa de lavado de activos "en transacciones por lo general inmobiliarias".

Según la información publicada hoy, la Secretaría Antilavado y la Unidad de Información y Análisis Financiero del Banco Central del Uruguay (BCU) están investigando si las entidades financieras a través de las cuales Figueredo lavó su dinero en Uruguay hicieron adecuadamente su trabajo con base a la ley.

Tras estas indagaciones se procederá a tomar declaración a más personas a partir de la segunda quincena de enero, según el rotativo.

En el dictamen del fiscal figura también el nombre de Gorka Villar, hijo del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar y representante legal de la Conmebol, a quien Figueredo señaló como autor de "presiones" con "verdaderos comportamientos extorsivos" a los clubes uruguayos firmantes de la denuncia en 2013 para que la retiraran.

"Amparado por su relación con su padre, miembro de FIFA, quien lograba el respaldo de ésta a las medidas extorsivas", relata el dictamen.

"Naturalmente tales comportamientos meritan sean investigados", agregó el fiscal en su escrito.

Figueredo fue vicepresidente de la FIFA (2014-2015) y de la Conmebol (1993-2013), así como presidente de la misma entidad (2013-2014).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus