•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La XI Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN), dedicada al Mejor Boxeador Libra por Libra del mundo, Román “Chocolatito” González, indudablemente ha sido la más competitiva de todas las ediciones, al punto que el campeón de la campaña pasada, Indios del Bóer y los Gigantes de Rivas (subcampeones), se jugaron la vida por el último boleto a las semifinales.

Inexplicablemente, el equipo sureño con mejor armamento para no dejar piedra sobre piedra y llegar a la cúspide sin agitaciones como en la temporada 2013-14, en la que fue campeón debutante, convulsionó sin encontrar el antídoto que los impulsara a la cima de la tabla.EDUARDO DENIS ABANDONÓ AL BÓER A MITAD DE CAMPAÑA.

El equipo sureño perdió la brújula a mitad del camino y casi se pierde buscando una solución, con un picheo solvente, pero con la pólvora de sus artilleros inutilizada, sin poder respaldar a los lanzadores, lo que propició que perdieran hasta cuatro juegos consecutivos entre el 22 y 27 de diciembre.

De cenicienta a verdugo

El Oriental de Granada al fin dejó de ser la cenicienta del campeonato. Sacudieron a los Gigantes como muñeco de trapo, superándolos en la series entre sí, 10-3, además de eliminar al Bóer de las semifinales, quitándoles un partido que parecía inclinado a favor de los capitalinos en el penúltimo juego de la campaña regular.

Los orientales se crecieron con un explosivo bombardeo liderado por el venezolano Juan Carlos Torres, líder jonronero con seis, respaldado por  el relevista venezolano Darwin Cubillán, asegurando 15 juegos salvados, batiendo la marca de 11, impuesta por Boanerges

Espinoza en la temporada 2006-07, con los Tigres.

Sin un título en su vitrina y con un equipo más compacto, dirigido por el debutante mánager venezolano Raúl Marval, este conjunto tiene todos los argumentos para adueñase de su primer campeonato.

Crece la garra

Los Tigres de Chinandega no dejaron de meter miedo a sus presas, más aún con la presencia del Grandes Ligas Wilton López, matando con sus lanzamientos desde la colina.

Los occidentales han sido el equipo más ofensivo colectivamente, rosando los .300 puntos, y en su artillería destacaron Ronald Garth, líder en empujadas con 29 y líder de bateo con .326 hasta la primera semana del mes anterior, relegado en posteriores jornadas por sus compañeros de equipo Marvin Martínez con .342 y el venezolano Jonel Pacheco con .368.

Ostentando dos campeonatos, los Tigres podrían aparecer en su sexta final y en persecución del tercer título.

Catastrófico

El actual campeón Indios del Bóer dio la impresión de formar a un equipo temible en la nueva temporada, pero la expectativa se vino a pique con su mánager, Eduardo Dennis, incapaz de morir con las botas puestas en momentos fatídicos, en los que sus mejores jugadores extranjeros no lograban dar frutos.  

El timonel extranjero que de seguro no volverá a dirigir un equipo en la Liga Profesional, tras dejar una mala imagen abandonando a la Tribu, sin dar muestras de agallas. También se llevó a los prospectos de los Filis de Filadelfia y hasta entonces lanzadores elementales, Austin Davis y Will Morris, dejando al equipo enclenque.

Las contrataciones de nuevos extranjeros y la designación de Julio Sánchez  como nuevo manager, mejoraron el rostro de los indios, pero al final del camino y sin suficiente tiempo, no pudieron evitar que el barco naufragara, siendo eliminado en el penúltimo partido de la fase regular.  

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus