•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El año 2015 se fue con un sabor dulce y otro amargo para los cinco peloteros nicaragüenses que militaron con algunos equipos en las Grandes Ligas.

Sin embargo, este año se esperan mejores cosas para Erasmo Ramírez (Tampa Bay) y Cheslor Cuthbert (Kansas City) en el mejor beisbol del mundo, mientras para Everth Cabrera y Wilton Arístides López Sevilla, el panorama luce oscuro. En tanto, Juan Carlos Ramírez (Cincinnati) intentará regresar a la gran carpa con los Rojos de Cincinnati. ¿Pero quién tendrá un gran 2016 entre Cheslor, Erasmo y J.C?

Sin duda, Erasmo tiene las mayores opciones de tener un gran año por ser un abridor regular en la rotación de Tampa, puesto que se ganó, luego de pasar una terrible campaña de inseguridad en los Marineros de Seattle, pero que en los Rays se reencontró y tuvo un repunte con esta organización al resumir una campaña de 11 triunfos, 6 derrotas y efectividad de 3.75.

El rivense, de 25 años de edad, debe superar su registro, siempre y cuando no sea afectado por las lesiones y también que reciba el respaldo ofensivo de sus compañeros, así como los relevistas que no le echen a perder las victorias.

De hecho, si todo le sale bien podría atacar la marca de 16 victorias para un nicaragüense en las Mayores, en poder de Denis Martínez.

En tanto, Ramírez podría proyectarse de 13 a 15 victorias en este 2016 en el “Big Show”.

Por su parte, Cheslor, de 23 años, tuvo un debut impresionante en las Mayores ganándose a batazos limpios un lugar en el equipo grande y siendo invitado a la Serie Mundial. El oriundo de Corn Island se desempeñó como tercera base y en ocasiones en la primera la pasada temporada, pero con lo demostrado por su calidad, la dirigencia podría enviarlo a los jardines para darle más chance y establecerse como un bateador sólido dentro del line up de los Campeones Mundiales.

A LUCHAR

En tanto, JC Ramírez tratará de ganarse un puesto en el bullpen de los Rojos y de una vez por todas ver si se puede establecer en ese nivel que le ha costado tanto.

Ramírez ha tratado de establecerse en la gran carpa, pero pese a tener una recta de poder le ha costado anclarse definitivamente y este año hará otro intento por lograrlo de una vez por todas. Juan Carlos ha sido persistente en un nivel en el que ha demostrado que tiene potencial para sacar outs. Sin embargo, le ha faltado chance con Filadelfia, Arizona y Marineros de Seattle, pero el veloz tirador capitalino espera que le brinden más oportunidad con los Rojos.

SIN DIRECCIÓN

Por su parte, Cabrera y López Sevilla se ven en el limbo en el curso de este año y deberán esperar si algún equipo está interesado en sus servicios.

Cabrera comenzó un buen 2015, pero luego todo se le nubló al ser dado de baja por los Orioles de Baltimore durante la temporada, tiempo después los Gigantes de San Francisco le dieron una oportunidad en Ligas Menores, pero también se desencantaron y lo dejaron libre.

Desde entonces, el nandaimeño no ha podido resurgir porque jugó corto tiempo con los Tomateros de Culiacán en el beisbol mexicano, en el cual presentó una conducta inapropiada y abandonó el equipo, según directivos de los Tomateros. A finales del año pasado, estando de regreso en Nicaragua, Everth se extralimitó y por último tuvo que ser internado en el hospital Psiquiátrico de Managua.

En tanto, López también estará a la espera de ver si una organización voltea la mirada hacia él, aunque el panorama no luce nada favorable.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus