•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Incuestionablemente, el año 2015 fue la llave que abrió la puerta del mundo a Román ‘Chocolatito’ González. En un deporte donde, a través de la historia, pocos son los boxeadores pequeños que han despertado el interés de los grandes promotores y de las grandes cadenas televisivas de Estados Unidos para promoverlos a elevadas alturas, el pinolero rompió los esquemas y se erigió como el mejor púgil libra por libra del mundo.

Con un récord invicto de 44 victorias y 38 por la vía del cloroformo, el tricampeón nicaragüense, monarca mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), cautivó a cualquiera que lo ha visto pelear. En suelo asiático es un ídolo y tras sus más recientes presentaciones en tierra estadounidense, González ha acaparado la atención del público más exigente, de los analistas expertos y más críticos del boxeo, y de la cadena HBO, que lo ve como un púgil rentable para su negocio.

Precisamente, el ‘Chocolatito’ generó un revuelo extraordinario tras su excelente debut por HBO, durante su segunda defensa del título mosca contra el mexicano Edgar Sosa, a quien noqueó en el segundo asalto de una reyerta pactada a 12, en una función que tuvo como escenario el mítico Fórum de Inglewood, en California. En dicho evento, Román protagonizó el combate previo al estelar, que estuvo a cargo del kazajo Gennady Golovkin, y repitió la fórmula en octubre, cuando ambos ganaron por la vía del nocaut.

Me pregunto: Ahora que González fue elegido como el mejor boxeador libra por libra del mundo, que ha sido nombrado el mejor boxeador del año por las cadenas ESPN y Univisión Deportes. Además, como atleta del año por la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua (ACDN), ¿podrá tener mayores logros en el 2016? Me cuesta pensar que haya alguien de su categoría capaz de frenarlo, incluso que en las divisiones mayores pueda alguien crear tanto asombro como lo hace él. Si continúa mostrando ese boxeo tan efectivo y arrollador, ‘Chocolatito’ podría proyectarse aún más.

¿Qué esperar en el 2016?

Si hay un combate que viene generando expectativa desde hace un par de años, es la revancha entre el ‘Chocolatito’ y el azteca Juan Francisco ‘Gallo’ Estrada, campeón mosca de la Asociación y Organización Mundial de Boxeo (AMB y OMB). Después de caer ante González en 2012 y tras adjudicarse los cinturones que ostenta desde 2013, la pelea entre ambos por unificación de títulos es lo que muchos ansían.

Antes de enfrentar a Estrada, ‘Chocolatito’ podría defender su cetro ante otro oponente y aparentemente sería contra el también azteca Giovanni Segura (32-4-1-28 KO), considerado hasta el 2011 como el boxeador que revolucionaría la categoría menos cotizada de la historia del boxeo, algo que el hawaiano Brian Viloria se encargó de frustrar tras arrebatarle el título mosca de la OMB, noqueándolo en 8 asaltos.

La cereza en el pastel para este año sería que Román buscara el tan ansiado título de las 115 libras, con el cual se convertiría en el único boxeador pinolero en lograr cuatro fajones en divisiones distintas. Dar ese paso no parece imposible, obviamente en el negocio del boxeo hay factores que deben tomarse en cuenta antes de pactar algún evento, más cuando se trata de una gran magnitud.

Román ‘Chocolatito’ González se ha convertido en una figura mediática. Si en el 2015 recibió cualquier cantidad de reconocimientos, este año podría ratificar su categoría del mejor libra por libra del mundo y por fin negociar peleas por bolsas considerables. Incluso, la posibilidad de ganar hasta un millón de dólares por enfrentar a Estrada, lo cual ha pedido en reiteradas ocasiones, es tangible.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus