•  |
  •  |

El teléfono sonó, Carlos “Chocorroncito” Buitrago (28-1-1, 16 nocauts) contestó rápidamente. La llamada era de su manejador Silvio Conrado Jr., quien se comunicó con él para contarle que disputará el título paja absoluto de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) el próximo mes en Tailandia, y no el interino, como le habían dicho inicialmente.

Las cosas cambiaron de un momento a otro. De ser una oportunidad buena, ahora se convirtió en algo mejor, con un rival ya conocido y por la corona más importante. Buitrago enfrentará a Knockout Freshmart CP (11-0, 6 nocauts), el mismo que le arrebató las ilusiones en el 2014, fecha en la el nica cayó ante el tailandés por decisión unánime, perdiendo la oportunidad de quedarse con la faja interina de la AMB.

Buitrago no solo perdió el título, sino también entregó su invicto. Regresó a casa sin corona, sintiéndose inutilizado al no poder cumplir su sueño. Ciertamente el pinolero ganó el combate, pero tomando en cuenta que peleaba en casa del rival, estaba obligado a hacer un poco más. No presionó ni atacó como se debía, mostró poca hambre, y al final los jueces le pasaron factura.

Más experiencia

Tras ese descalabro con Freshmart, Buitrago tuvo un duelo complicado. Enfrentó al ex campeón mundial azteca Mario “Dragoncito” Rodríguez (19-11-4, 12 nocauts) en México, donde  volvió a mostrar su arsenal de combinaciones, mandando dos veces a la lona a su rival y poniéndolo al borde del nocaut en el cuarto asalto. Finalmente se impuso por decisión unánime, recuperando la confianza.

“Estoy contento porque ahora pelearé por la corona absoluta. La pelea está confirmada para el 4 de febrero, estoy preparándome para eso. Ya conozco a mi rival, voy a poner toda la carne al asador, no puedo desperdiciar esta oportunidad”, comentó el “Chocorroncito”, quien continúa entrenando en el gimnasio Róger Deshon de San Judas bajo las órdenes de su papá y entrenador Mauricio Buitrago y Wilmer Hernández, preparador físico del tricampeón mundial Román “Chocolatito” González.