•   Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Después de acariciar la victoria en las últimas tres etapas y quedar segundo, el español Carlos Sainz rompió el maleficio y con su DKR2008 Peugeot se adjudicó el triunfo en esta séptima jornada que tuvo como nota triste el fallecimiento de un aficionado boliviano.

El madrileño se impuso con un tiempo de 5h 34:03, con una ventaja de 38 segundos sobre Loeb, mientras que el cataría Nasser Al Attiyah (Mini) fue tercero, por delante del francés Stephane Peterhansel.

Con estos resultados, Loeb recupera el liderato en la general con 02:22 sobre Peterhansel, mientras que Carlos Sainz es tercero a 04:50 al llegar a la jornada de descanso de esta octava edición sudamericana del Dakar.

Tal como dijo ayer a EFE, “era cuestión de esperar”, y el “Matador” cumplió en el especial de 336 kilómetros en una etapa que unió la ciudad boliviana de Uyuni con la argentina de Salta.

“Estoy contento, pero siempre digo que lo que me interesa es divertirme y me estoy divirtiendo. Además me preocupa ser competitivo y lo estamos logrando. Lo que más me importa no son las victorias parciales sino el triunfo final”, expresó el campeón del Mundial de Rally en 1990 y 1992.

“La buena noticia es que los Peugeot estamos en cabeza y eso es lo importante. La victoria tendría que haber llegado antes, pero por suerte hoy llegó al final. Más vale tarde que nunca”, añadió.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus