•  |
  •  |
  • END

YOKOHAMA, Japón / Fox Sports
Milán, de Italia, buscará saldar cuentas pendientes con Boca Juniors, de Argentina, mañana domingo en la final del mundial de clubes de Japón, en un duelo entre dos potencias que aspiran a una inédita cuarta corona del orbe.

Otra vez son los monarcas Europa y Sudamérica los que llegan al partido por el trofeo en tierra japonesa, como sucedió en las dos ediciones previas del certamen.

Boca, campeón de la Copa Libertadores, le ganó en semifinales 1-0 al Etoile du Sahel de Túnez, sorpresivo verdugo del Pachuca de México, mientras el "rossonero" también pasó por la mínima diferencia al Urawa Red de Japón.

El choque decisivo será en el estadio Yokohama, el mismo escenario donde hace cuatro años Boca fue más certero en los penales y dejó con las manos vacías al Milán en la final de la desaparecida Copa Intercontinental.

En el Milán hay 12 sobrevivientes de aquella fatídica noche, uno de ellos Kaká.

"Todavía recuerdo la desilusión tras haber perdido el partido. Fue un golpe duro, pero ahora tenemos la posibilidad de resarcirnos", dijo el astro brasileño, que sí sale vencedor igualará el récord del holandés Marco Van Basten, quien en 1989 ganó la Liga de Campeones, la Supercopa Europea, la Intercontinental y además fue elegido "Balón de Oro".

El veterano capitán Paolo Maldini también recuerda con dolor aquella derrota, aunque "este partido es otra historia respecto 2003. Hay una bella sensación y estamos mejor preparados que la última vez".

En Boca son otros los protagonistas, pero la confianza parece la misma.

"Boca Juniors sabe jugar esta clase de partidos. Lo hemos preparado pensando en tener la pelota y tomaremos las precauciones del caso con los jugadores más peligrosos del Milán. Estamos tranquilos y confiados en nuestras posibilidades", avisó el técnico Miguel Angel Russo, que no podrá contar con el volante colombiano Fabián Vargas, expulsado ante el Etoile.

El uruguayo Álvaro González será su reemplazante.

Hasta aquí la breve historia del mundial tiene saldo favorable para los equipos sudamericanos: Sao Paulo en 2005 e Internacional de Porto Alegre, en 2006, que vencieron a Liverpool de Inglaterra y al Barcelona de España, respectivamente.

Según el reglamento, si el partido termina igualado tras los 90 minutos, se jugarán dos tiempos suplementarios de 15 minutos y de continuar la paridad se ejecutarán penales.

Con tres títulos intercontinentales cada uno, Boca y Milán son dos de los equipos más ganadores a nivel mundial. En Yokohama, habrá un monarca absoluto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus