•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un estallido en la NBA nos obliga a saltar de las butacas. Frente a los ocultos Sixers de Filadelfia, con el tenebroso balance de 4-37, nada que ver con aquel equipazo que encabezaba el famoso Julius Erwing, conocido como “El Dr. J”, el nuevo “as” del canasteo en los Bulls Jimmy Butler, creciendo a la orilla del deterioro sufrido por el multilastimado Derrick Rose, volvió a arañar ligeramente al más grande de todos los tiempos, Michael Jordan, marcando 53 puntos con 10 rebotes y 6 asistencias, sacándole provecho al acierto de 21 tiros libres en 25 intentos.

Butler, un joven de 26 años, que se eleva 2.01 metros en busca del cielo, se convirtió en el tercer canastero con 50 o más puntos esta temporada, equilibrándose sorprendentemente con los 53 puntos de Stephen Curry y superando los 50 de James Harden. Al mismo tiempo, Butler se juntó con Jamal Crawford (2004), como el segundo tirador de 50 puntos en los Bulls, después de los 53 marcados por Jordan en 1996. Hace unos días, con 40 puntos en medio partido, Butler superó los 39 que estaban en poder de Jordan en los registros de los Bulls de Chicago. Aquello fue un bombazo. Naturalmente ni ustedes están pensando, ni Butler está pretendiendo ser una amenaza de Jordan, pero por un rato, en el escaparate de los recuerdos, se está codeando. La máxima marca de Jordan fue 69 puntos, con un esfuerzo de 64 y dos de 61 en su fulgurante carrera.

Las mejores marcas de anotación atravesando las diferentes épocas son fantasiosas: los 100 puntos del fenomenal Wilt Chamberlain con los Warriors entonces de Filadelfia, el 2 de marzo de 1962 frente a los Knicks de Nueva York, y los 81 de Kobe Bryant con los Lakers el 22 de enero del 2006 estremeciendo el planeta de la NBA contra el equipo de Toronto.

La previa máxima cifra de Butler era de 43, lograda el 18 de diciembre en un juego que se extendió a tiempos extras frente a los Pistons de Detroit. No hay duda que el joven en proyección está tomando el liderazgo de estos Bulls que no paran de lamentar la fragilidad de Rose con sus rodillas averiadas. Esa combinación de esfuerzos Butler-Rose, ambos en plenitud, capaz de retar a Durant-Westbrook de Oklahoma, con el respaldo de Pau Gasol, Mirotic y Noah, proporcionaría al equipo de Chicago una gran profundidad.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus