•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los jugadores Ofilio Castro y Darwin Cubillán se convirtieron anoche en las piezas claves para que el Oriental de Granada ganara el primer partido de la serie final, en Granada, al dejar tendido 5-4 en nueve entradas a los Gigantes de Rivas, en el tercer partido de la serie final de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN).

Sin embargo, los Gigantes se mantienen adelante en la serie 2-1 y hoy ambos clubes vuelven a enfrentarse, pero en Rivas, a partir de las 4:00 p.m.

Cubillán, que tuvo su primera actuación en la final, llegó a hacer su trabajo y dominó a la artillería sureña, no sin antes pasar apuros en la parte alta del noveno.

“Le doy gracias al Señor por ayudarme en el montículo. Sacamos la victoria gracias a Dios. En ese noveno inning se me complicó un poco, pero salí adelante. Esta victoria nos cambia la actitud”, aseguró Cubillán, quien no salvó pero ganó el juego.

Por su parte, Castro disfrutó al máximo ese batazo matador, porque las orientaciones eran que tocara; sin embargo, no pudo y decidió el bateo libre --para buena suerte del Oriental-- que remolcó la carrera del gane.

“Sabía que era un turno importante, no se me dio el toque de bola. Mantuve la calma y salió el batazo. Esperando el día de mañana (hoy) para sacar otra victoria. Hay que mantener la concentración al máximo en estas series, porque cada juego es importante”, reveló emocionado Ofilio.

El cubano Jonel Pacheco, refuerzo y líder de bateo de la temporada regular, no ha tenido una buena serie final, pero festeja de gran manera cada batazo de sus compañeros de equipo.

“Este fue un gran partido que tenías que ganarlo obligado y mañana (hoy) a tratar de ganar el partido, y la fanaticada que nos sigan apoyando”, afirmó el artillero.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus