•   Sao Paulo, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Desistir de la tribuna flotante para la competencia de remo, recortar 20.000 voluntarios y también 1.000 autos: los organizadores de los Juegos Olímpicos de Rio-2016 anunciaron este martes nuevos ajustes a su presupuesto en pleno declive económico de Brasil.

"Cortamos algunos servicios e hicimos algunos ajustes importantes en el presupuesto del Comité. En el futuro, muchos juegos seguirán esta línea para hacer un evento económicamente sostenible sin elefantes blancos", dijo Mario Andrada, director de Comunicación del comité Rio-2016 en Sao Paulo.

A casi seis meses de los juegos (5-21 de agosto), la organización desistió de la construcción de la grada que estaba proyectada sobre el agua en la laguna Rodrigo Freitas, donde se realizarán las competencias de remo.

Te interesa: Rio-2016 está 80% listo pero se ajusta el cinturón por la crisis

"Quitando en la Lagoa, no hay ninguna instalación que no vaya ser construida, aunque todas fueron revisadas y algunas podrían sufrir algún cambio", precisó Andrada.

Entre esas modificaciones, el responsable destacó la simplificación de los bastidores de los centros de competencia.

Plan de ahorro

Las diferentes salas para las federaciones, el Comité Olímpico Internacional (COI) y otras administraciones previstas en la mayoría de las instalaciones no serán habilitadas. Apenas se conservará un recinto aparte para los controles de antidopaje y el resto del personal se acomodará en en carpas.

En el nuevo plan de ahorro también se recortó el número de voluntarios, que pasarán de los 70.000 previstos inicialmente a 50.000, un ajuste con el que el comité pretende ahorrar en formación y uniformes.

También se redujo la cantidad de autos a disposición de la "familia olímpica", que aunque son cedidos por un patrocinador, disminuirán de 5.000 a 4.000 para economizar en chóferes y seguros.

A pesar de los recortes, Andrada reiteró que el presupuesto de 7.400 millones de reales (unos 1.830 millones de dólares) para los primeros Juegos de Sudamérica está "equilibrado" y que apenas sufrió con las fluctuaciones del tipo de cambio.

  • En un país en plena recesión económica y sin proyecciones de crecimiento hasta 2018, Andrada no se mostró preocupado con la baja demanda de boletos en Brasil para el megaevento.

"Ya alcanzamos el 74% de los ingresos por entradas en el mundo entero y en Brasil ya pasó de la mitad. El ritmo es un poco más bajo de lo que esperábamos, pero es normal por la crisis. El ritmo de todo en el país está un poco más bajo, pero no estamos preocupados", aseguró el portavoz.

"Hasta ahora vendimos poco más de 300.000 entradas, una cantidad muy baja ya que tenemos que llegar a los tres millones", lamentó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus