•  |
  •  |
  • AFP

Sin jugadores de renombre ni una liga reconocida ni estadios apropiados, el futbol se abre paso con fuerza en una Nicaragua donde el beisbol ha sido históricamente dominante, pero que ha tenido que ceder espacio al nuevo deporte, según analistas.

Este crecimiento es determinado por varios factores, como la influencia de la televisión, que con más frecuencia transmite los juegos de la poderosa Liga española y grandes eventos como los mundiales de futbol, dijo a la AFP el secretario de la Federación local (Fenifut), Idelfonso Agurcia.

Pero también el buen desempeño de una selección nacional que ha ido creciendo en calidad y que en 2015 saltó de los sótanos del ranking mundial de la FIFA 56 puestos, desde el 152 hasta el 96.

"Es como que uno ya viene con el futbol en la sangre (...) aunque el trabajo no me deja hacerlo más seguido, siempre que tengo tiempo me voy a jugar", dijo Michael Peña, de 20 años, quien juega en una liga de futbol sala del barrio San José Oriental, de la capital. "Me gusta el futbol pero solo cuando juega la selección con otros países", manifestó Bosco García, un estudiante de secundaria seguidor del club español Barcelona.

La pasión futbolera que se vive en casi todo el mundo alcanzó a los nicaragüenses, pero hace falta una política de acercamiento de los equipos y los jugadores locales con el público.

Por ejemplo, "deberían organizarse barras para que haya más identificación con la gente", opina el exfutbolista José María Bermúdez, quien fue seleccionado nacional y miembro de la Fenifut hace algunos años.

Es innegable que los aficionados nicaragüenses conocen más de las contingencias de Lionel Messi, Cristiano Ronaldo o sus equipos Barcelona y Real Madrid, que de los clubes o jugadores locales, pero en general ahora saben más de futbol.

Entre la pasión y el "marketing", el beisbol es herencia cultural de dos intervenciones militares de Estados Unidos en Nicaragua a inicios del siglo XX.

Los soldados estadounidenses construyeron los campos de juego y enseñaron a los locales, que se fueron aficionando hasta que el beisbol se convirtió en el deporte nacional. Pero "yo pienso que ya hubo un desplazamiento importante de aficionados del beisbol hacia el futbol", consideró Bermúdez, aunque el beisbol siga siendo más promocionado.

"Los llenos en el estadio para ver los juegos de la selección de futbol en los últimos encuentros internacionales, hasta de 18,000 personas, son metas que ningún otro deporte ha logrado", sostuvo el exfutbolista.

La pasión por el futbol se vive más en ciudades como Estelí y Somoto (norte) y en Diriamba (sureste), pero comienza a revelarse en los barrios de Managua, donde los niños y jóvenes improvisan canchas para jugar en calles o patios vacíos.

Centenares de jóvenes de entre 15 y 25 años integran ligas de futbol sala en los barrios con dos torneos cortos al año. De estas ligas han surgido jugadores para equipos de Segunda y Primera División y algunos son miembros de la Selección Nacional.

También es común ver en las calles a chavalos tras un balón y tironeándose por la posesión del esférico, lo que a nivel popular le llama "perrera" (futbol desordenado).

Uno de los objetivos de la federación es hacer visible el futbol, no cambiar un deporte por otro sino convencer a la empresa privada de que "el futbol es rentable; aquí se ve como un hobby y no como un negocio", acotó Agurcia.  Los clubes en la liga nacional, con dos torneos de Apertura y Clausura, afrontan dificultades para mantenerse activos, con malas condiciones de las canchas, sin dinero para pagar salarios de los jugadores y sin patrocinios.

Cambiando la historia

La selección nacional cuenta una historia un tanto diferente. Su buen desempeño en 2015, tras la contratación del técnico costarricense Henry Duarte, la llevó a clasificar a la tercera fase de la eliminatoria de la Concacaf (Confederación de América del Norte, Central y el Caribe) para el Mundial de Rusia 2018.

"Desde el punto de vista táctico la selección creció muchísimo. Yo diría que es una de las selecciones que en 2015 creció más no solo en  Centroamérica, sino a nivel mundial" y la FIFA lo ha reconocido, aseguró Duarte.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus