•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dicen que nadie es indispensable en la vida, pero en el beisbol hay jugadores que tienen una importancia mayúscula, que su ausencia pesa demasiado en muchas ocasiones. ¿Es fácil sustituir a Carlos Teller? Realmente no.

La próxima semana los Gigantes de Rivas, campeones de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN) iniciarán su camino en busca del título de la Serie Latinoamericana de Beisbol que se realizará en nuestro país. 

El zurdo Teller, pistolero de mil batallas, decidió no estar en el equipo porque prefiere descansar y pasar un tiempo con su familiar. Sin duda, su baja del equipo, es muy sensible.

Rivas pierde a su segundo mejor brazo que posiblemente iba a ser el primer abridor, un pitcher apto no solo para iniciar partidos, también funciona como bombero apaga incendios si es necesario.

En la final contra Granada, Teller ganó dos partidos con sólidas labores, una como abridor y la segunda en un relevo extraordinario en el séptimo y decisivo juego. 

  • 2-0 fue el balance de Carlos Teller en la final de la Liga Profesional contra el Oriental de Granada.

Con la ausencia de Teller, se le abrieron las puertas en la rotación a dos abridores de Granada. Róger Luque y Gustavo Martínez, fueron los elegidos por Germán Mesa para reforzar el pitcheo. El primer mencionado fue uno de los máximos ganadores de la temporada regular con 5 triunfos y el segundo levantó su nivel en la final, tanto como abridor y relevista. 

Con Paul Estrada y Luque como  cabecillas del pitcheo, el tercer puesto lo ocupará Martínez y Jonathan Aristil será el dueño del cuarto lugar en la rotación. Se ve fuerte Rivas con sus dos primeros abridores, pero Martínez y Aristil son una moneda al aire por su inconsistencia.

Que bueno hubiese sido tener a Teller disponible. Al menos, Rivas hubiese contado con tres abridores seguros. De las bajas que registró Rivas (Anderson Feliz y Melvin Novoa), la de Teller es casi insustituible. 

Pudo ser mejor

La suma de Fidencio Flores en el pitcheo fue un acierto. El muchacho, golpeado estrepitosamente por los sureños en el séptimo juego, ha mostrado la suficiente madurez mental y capacidad en el montículo para ser considerado un pitcher con suficiente confiabilidad. Va a ayudar mucho en el relevo medio o largo, e incluso hasta podría ser considerado como un abridor si Mesa lo considera conveniente.

Si se revisa el bateo, queda una sensación de que el equipo se puedo reforzar mejor. Tomaron a Ofilio Castro, buena decisión, un tercera base solvente, fue el hombre más hiteador de la Liga en temporada regular y es un hombre de la confiabilidad de Mesa porque ya lo tuvo el año pasado. 

  • 26 de mayo inicia la Serie Latinoamericana en el Estadio Nacional Denis Martínez, en Managua.

No convence del todo o más bien hay que conocer bajo que argumentos Mesa optó por reforzarse con Janior Montes y Renato Morales. 

En el jardín derecho, Ramón Flores es insustituible. Dwight Britton ocupará el central, y el izquierdo es de Wuilliam Vásquez, el hombre más explosivo de la final.  

Montes, tampoco será títular porque el encargado de la receptoría es Luis Allen. Era mejor llevar a un hombre como Juan Carlos Torres, un batedor de poder y que podía ser designado en cualquier juego, y también 

al venezolano Jonel Pacheco, jardinero de calidad y líder de bateo en la Liga. Ambos nombres son mejores.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus