•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Real Betis y el Real Madrid dirimirán hoy un duelo importante en el Benito Villamarín, la primera salida del equipo blanco con Zinedine Zidane en el banquillo.

El Real Madrid quiere refrendar su despegue tras dos triunfos seguidos, mientras que los béticos, que han mejorado con la llegada del técnico Juan Merino, buscan la sorpresa.

El Betis, decimoquinto con 21 puntos y lastrado por haber ganado solo un partido en casa en esta Liga (a la Real Sociedad, el 12 de septiembre), tiene claro que le visita un rival de enjundia y en racha, pero intentará confirmar su renacer desde que Merino relevó como técnico a Pepe Mel y, con orden y trabajo, ponerle las cosas difíciles.

Los verdiblancos han encontrado con Merino el rumbo que habían perdido y, con un esquema más ordenado para salir rápidos a la contra y por las bandas, lograron un importante empate a cero la pasada jornada en Villarreal, sobre todo en el aspecto anímico, ya que ha contribuido a que la plantilla recobre la fe en sí misma. Aún así, el equipo bético lleva diez partidos sin ganar --siete en Liga-- y siete sin marcar --seis en la competición liguera--, pero quiere aprovechar este cambio positivo para plantarle cara al todopoderoso Real Madrid y acabar con el maleficio que parece perseguirle en su estadio, donde no gana desde hace casi cuatro meses y medio.

Reto complicado

Ante su tercer choque con el Betis en Primera, Merino ha afirmado que la dinámica del equipo ahora es diferente y ha experimentado un cambio que tiene que rentabilizar, aunque es consciente de que para lograr algo positivo debe unirse a que el Madrid "no tenga un buen día" y que los suyos aprovechen las escasas ocasiones que tengan.

Sin el lateral italiano Cristiano Piccini, lesionado de gravedad y al que suplirá Francisco Molinero, ni el central alemán Heiko Westermann, que sigue de baja por lesión, el técnico gaditano podría volver a confiar en el centrocampista Dani Ceballos, de nuevo citado tras no viajar a Villarreal por decisión técnica, y podría reforzar su medio campo y dejar solo en la punta de ataque a Rubén Castro.

Mientras, el Real Madrid encara el primer partido lejos del Santiago Bernabéu con Zidane como entrenador con el único objetivo de mantener la firmeza que ha mostrado tras la salida de Rafa Benítez. Las goleadas a Deportivo de La Coruña (5-0) y Sporting de Gijón (5-1) han plasmado una mejoría que los madridistas deben confirmar lejos del Bernabéu.

  • 2 victorias seguidas lleva el Real Madrid al mando de Zinedine Zidane, quien sustituyó a Benítez.

Con una nueva cara, mayor alegría en su juego y un futbol más exquisito, el Real Madrid encara el duelo ante el Real Betis sin el que se había convertido en su referente ofensivo, el galés Gareth Bale. Su tercera lesión de la temporada en un sóleo le corta su mejor momento desde que llegó al club. Ha marcado cuatro goles desde que Zidane se hizo cargo del equipo.

La ausencia de Bale abre la puerta al colombiano James Rodríguez para recuperar la confianza perdida. Disfrutará de su primera titularidad con Zizou, tras ver cómo el rol perdido con Benítez no cambiaba con el técnico galo, que desde el inicio apostó por Isco.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus