•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Él es uno de los dos niños bautizados por Alexis Argüello como uno de los campeones mundiales que tendría Nicaragua cuando cruzaran la etapa de la infantería.  Román “Chocolatito” González cumplió la profecía de la leyenda, hoy es tricampeón mundial y el mejor peleador del planeta.

Falta Carlos “Chocorroncito” Buitrago, quien ha tropezado dos veces en busca de alcanzar ese sueño, aunque la vida le está dando una oportunidad más, ya tiene fecha y lugar, es el 4 de febrero en Tailandia, ese día enfrentará a Knockout CP Freshmart, un pugilista inferior en recursos al nica, pero con el suficiente valor para tomar riesgos, entrar a las brasas, sin miedo a quemarse, apagando a Carlos en el 2014, cuando cayó ante el tailandés por decisión unánime.

El nica disputará el título mundial de la Asociación Mundial de Boxeo, AMB, el 4 de febrero contra CP Freshmart.

Fue difícil digerir cómo un pugilista tan limitado le hizo la vida de cuadritos a Buitrago en el primer enfrentamiento. El nica maniatado de las manos, hizo lo suficiente para ganar en cualquier parte del mundo, pero no en Tailandia. Explica el “Chocolatito” que se necesita más que realizar un buen combate si se quiere ser campeón mundial; a Carlos le faltó hambre, gallardía, insistencia, y los jueces se lo cobraron caro.

¿Qué esperar?

No hay duda de que Buitrago es un peleador talentoso técnicamente. Después de Román, en el país no hay otro peleador mejor dotado técnicamente. El problema de Carlos es que es un laberinto de inconsistencia e inestabilidad; cuando uno espera ver al peleador fulgurante exhibiendo todos sus recursos, el muchacho se amarra, se bloquea mentalmente y desluce, y en otras ocasiones sucede lo contrario

Y el claro ejemplo es lo que sucedió contra Mario el “Dragoncito” Rodríguez. Después de perder contra Freshmart, enfrentó al excampeón mundial mexicano, un pugilista más completo que el tailandés y fue precisamente contra ese rival que Carlos exhibió todo su repertorio, ese que esconde muchas veces en los momentos menos indicado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus