•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En todos los rincones del futbol mundial se estuvo hablando ruidosamente del efecto Zidane. Las legiones de seguidores que el equipo llamado por John Carlin en su libro “Los Ángeles Blancos”, saltaron de sus butacas ebrios de entusiasmo frente a un futuro resplandeciente cuando el Real Madrid con Zidane en la pizarra, crayón en mano, haciendo trazos restauradores de la grandeza, goleó 5-0 al Deportivo y 5-1 al Sporting, exhibiendo una furia ofensiva implacable.

Pero ayer, en su primer partido fuera de Madrid, visitando al oscurecido Betis, un equipo que no marcaba goles en sus últimos seis duelos, incluyendo el 0-4 frente al Barsa, y no gana en siete intentos desde el mes de noviembre, el General francés rebotó en la pared de la frustración al resignarse a ese amargo empate 1-1, que lo deja a cuatro puntos del Barsa con el hándicap en contra de haber realizado un partido más. Esa dolorosa zancadilla del Betis, desvaneciendo lo que se consideró previamente, podría ser aún sin Gareth Bale en la trinchera, otra cómoda goleada. 

Sorprendente impacto

El gol de Cejudo, tan inesperado como un trueno en seco, sin la menor posibilidad para Keylor Navas, hizo caer pailas y cucharas en Madrid. La pelota que trató de dominar Fabián con el pecho, después del rebote de un remate desde la izquierda en una pierna estirada del arquero tico, fue anticipada atrevidamente por Cejudo, quien con un derechazo certero y de megatones hacia la esquina superior derecha de la cabaña del Madrid, abrió el marcador 1-1 sacando al Betis de una larga sequía.

  • 44 puntos acumula el Real Madrid en la Liga de España, a cuatro puntos del líder Barcelona.

Era tan temprano, que no había por qué temer en el campamento de Zidane. El técnico confiaba naturalmente en que su constelación de estrellas encabezada por Cristiano terminaría borrando de la cancha al equipo peso mosca, pero el tiempo fue pasando y la angustia comenzó a apretar a Zidane, quien vio a Cristiano malograr un par de oportunidades doradas, mientras James, reemplazo de Bale, pese a su esfuerzo no conseguía la incidencia requerida, hasta su asistencia dentro del área en el gol logrado por Benzema en el minuto 70, con la desesperación aguijoneando al equipo merengue.

Benzema restaura posibilidad

El Betis discutió que James recibió en fuera de juego antes de realizar esa maniobra rápida y precisa habilitando al francés, quien resolvió con facilidad, estableciendo el empate 1-1 con 20 minutos pendientes. En la recta final, con la posibilidad de vencer reactivada, el Madrid fabricó oportunidades no concretadas, y en el minuto 90, una fuga de Rubén Castro, culminada con soberbio derechazo, estuvo a punto de proporcionarle al Betis un triunfo milagroso, pero la pelota zumbó por encima de la ecuadra.

Se cuestionó al arbitraje. El Madrid reclamó dos penales y el Betis uno. La victoria del Barsa 2-1 sobre el Málaga aprovechando el golazo de volea de Messi y el doloroso empate del Atlético de Madrid 0-0 con el Sevilla, recortado a diez hombres, dejan al Barsa y el Atletico con 48 puntos, pero los azulgrana con un partido menos, y al Real con 44, cediendo terreno en forma imprevista.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus