•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Cuál partido del siglo? El ímpetu demoledor de los Warriors hizo desaparecer la inspiración y el nivel de crecimiento de los Spurs, que atravesaban por una racha de 13 triunfos, y los golpearon arriba y abajo, con todo tipo de combinaciones, hasta doblegarlos 120-90, ganando cada uno de los cuatro períodos. Con ventaja de 15 puntos al medio juego, y 29 antes del último cuarto, los Warriors mantuvieron fuera del tabloncillo la intriga, embotellándola y tirándola al mar.

No estuvo Tim Duncan con los Spurs, ese efectivo veterano inoxidable, en tanto por el equipo de Golden State, el incontrolable Stephen Curry se adueñó de las riendas de una ofensiva a ratos huracanada, que ha derrotado a los Cavaliers de Lebrón, los Bulls de Buttler y Rose, y los Spurs, por 30 o más puntos a lo largo de ocho días, agregando una superioridad de 12 puntos, 122-110, contra los Pacers de Indiana.

Parecía poco probable

Pensé que después de las dos sorprendentes derrotas en tres juegos sufridas por los Warriors ante Denver y Detroit, no tenían posibilidades de barrer con los temibles oponentes en este tour que se suponía infernal, de cinco juegos, y que finaliza hoy enfrentando a los Mavericks de Dallas, pero es lo que están haciendo y con una autoridad que supera cualquier tipo de cálculos.

  •  71 victorias acumulan los Golden State Warriors y permanecen como líderes de su División.

LaMarcus Aldridge no fue el apoyo que un limitado Leonard necesitaba, y fue atornillado con solo cinco puntos, en tanto Drymond Green funcionó estupendamente debajo de los tableros y asistiendo, para convertirse en un excelente cómplice de Curry, quien con la victoria en el bolsillo no necesitó ir a fondo en la recta final de sostenimiento, con los Warriors ganando por un punto 25-24 el último período.

Ahora tras marca de los Bulls

Con balance de 41-4, los Warriors toman ventaja de tres juegos sobre los Spurs que registran 38-7, después de ver malograrse la opción de aproximarse a solo un juego. Hace falta mucho por recorrer, pero de imponerse esta noche a Dallas, uno de sus cuatro “verdugos”, los de Golden State estarán saliendo ilesos de un campo minado, pensando en lanzarse tras la marca de 72 triunfos, en poder de los legendarios Bulls jefeados por Michael Jordan.

¿Serán capaces? Es un reto terriblemente exigente. No perder más de cinco juegos en el resto del trayecto demanda lo mejor de un equipo que además de Curry y Green, cuenta con Thompson, Barnes, Bogut, Iguodala y Livingston. Así que seguir cada huella de los Warriors es una obligación.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus