•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Barcelona se ha clasificado por sexto año consecutivo para la semifinal copera tras derrotar al Athletic (3-1), en un partido en el que los de Ernesto Valverde se adelantaron en el marcador y ofrecieron una magnífica imagen mientras tuvieron aire.

Tuvieron que remontar los azulgranas el tanto de Williams en el minuto 12 y sufrieron ante un rival que les puso las cosas muy difíciles en la primera mitad, especialmente en la primera media hora, periodo en el que los visitantes ofrecieron una lección de fútbol.

Sin embargo, en la segunda mitad Luis Suárez, Gerard Piqué y Neymar le dieron la vuelta a la situación y llevaron a los azulgranas a su novena final en diez años.

El primer cuarto de hora del Athletic fue de cine. Dominó el ritmo y la pausa del partido frente a un Barça con muchas dificultades para crear fútbol, motivado absolutamente por la composición de su medular, con Javier Mascherano de ineficaz maestro de ceremonias.

En quince minutos, los de Ernesto Valverde marcaron un gol y tuvieron dos ocasiones para marcar alguno más frente a un Barça descolocado, superado desde la presión muy alta cerca de Ter Stegen hasta por la movilidad de los delanteros, con Aduriz y Williams como estiletes.

El primer aviso llegó en el minuto 4. Rakitic salvó un remate franco de Aduriz. El Barça era incapaz de superar la línea de presión del Athletic, Mascherano no podía sacar la pelota con garantías y el único recurso de los azulgranas eran los balones en largo para surtir a su trío de estrellas.

La única noticia del Barça en el primer tiempo llegó con un remate de Vermaelen a la red de Herrerín, una jugada anulada por falta previa del defensa del Barça (minuto 9). Tres minutos después Williams silenció el Camp Nou.

Una magnífica asistencia de Aduriz, que tuvo tiempo de pensar y pasar, una carrera ganada por Williams a Mathieu y una deliciosa resolución sobre la salida de Ter Stegen. Solo habían pasado 12 minutos.

En el segundo cuarto de hora del Athletic, los de Valverde volvieron a desarmar al Barça con las mismas armas: presión y asfixia en la salida del balón.

Eraso, en el minuto 15, no acertó en un buen pase de Williams. Vermaelen y Mathieu mostraban sus carencias en cada intervención, Piqué no se bastaba para construir juego y los azulgrana veían cómo el armazón del Athletic era insuperable para los locales.

El cuarto de hora final del primer tiempo también fue para los de Valverde, aunque su físico ya no era el mismo. Apareció más en juego Neymar, quien fue el que tiró del ataque de su equipo, pero más en acciones individuales que en colectivas.

Suárez estaba demasiado solo ante los dos centrales del Athletic y Messi aportó alguna arrancada y un buen lanzamiento de falta que salió junto al poste de la meta de Herrerín (m.43).

Al descanso ganaba el Athletic, pero la inercia del partido era ya otra como se comprobó desde los primeros minutos del segundo tiempo y más cuando apareció Messi.

El argentino, ausente hasta entonces, recibió un pase filtrado de Sergi Roberto, que tampoco había aportado mucho en el primer tiempo, y puso el balón a Luis Suárez. El uruguayo apareció en el segundo palo, aprovechó un resbalón de Balenziaga y empató el partido en el minuto 53 (1-1).

El partido ya estaba equilibrado, en el juego y en el marcador. El Athletic resistió hasta que las fuerzas le respetaron. Suárez tuvo el 2-1 en una contra y Sabín Merino, que entró por Mikel Riko, y Eraso dispusieron de una buena ocasión tras jugada de Williams (min.61).

Con el juego mas abierto, el Barça se sintió más cómodo. Lució Sergi Roberto, también Messi. En el minuto 69 entró en acción Sergio Busquets y los azulgrana se rehicieron con armonía; en el 73 Valverde puso en juego a Munian, prácticamente todos los peones estaban sobre el tablero.

En la recta final, los de Luis Enrique apretaron ante un Athletic derrengado. La tuvo Rakitic, en el 78, Sergi Roberto en el 79 y Piqué en el 80. El central, en la siguiente, acertó a rematar un centro de Luis Suárez para marcar el 2-1 (min.81) y Neymar, seguramente el mejor de su equipo hoy, cerró el partido en el tiempo añadido.

La clasificación para semifinales del Barça es la sexta consecutiva, la novena en diez años, en un partido en el que los azulgranas notaron demasiado las bajas de Busquets y de Iniesta.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus