•   Madrid/Barcelona  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Real Madrid buscará levantarse de nuevo de un traspié liguero, el primero de la 'era Zidane' con el inesperado empate ante el Real Betis, y buscar la tercera goleada en el Santiago Bernabéu desde que llegó el técnico francés, ante un Espanyol que llega plagado de bajas importantes.

La dinámica de buen juego y resultados en la que había entrado el Real Madrid con la llegada de Zinedine Zidane al banquillo, hacía impensable un traspié en la visita al Real Betis. Se rebajó la pegada y el acierto rematador y se acabó con un doloroso empate que frenó en seco la reacción del equipo desde la salida de Rafa Benítez.

Tras mejorar en el aspecto físico con los duros entrenamientos semanales de Zidane, el Real Madrid busca regresar a las goleadas del Santiago Bernabéu. El Deportivo de la Coruña (5-0) y Sporting de Gijón (5-1) las sufrieron. El turno para la vacuna le toca a un Espanyol que llega a Madrid condicionado por numerosas ausencias.

Será el último partido en el que Zidane no pueda contar con el galés Gareth Bale. Su lesión en el sóleo llegó en el mejor momento desde que es jugador del Real Madrid y en Sevilla se le echó de menos por primera vez. Su buena evolución hacen esperar que ya juegue la próxima jornada de Liga. De momento su hueco lo seguirá ocupando el colombiano James Rodríguez, obligado a mejorar sus prestaciones al equipo.

El capítulo de bajas por lesión se completa con Pepe. El central portugués se lesionó en Sevilla y deja vía libre al regreso de Sergio Ramos como titular. Después de lesionarse un sóleo en el debut de Zidane, el capitán volverá a ser el jefe de la zaga con el deseo de regresar para quedarse y no volver a interrumpir ya más una temporada marcada por las lesiones.

En defensa se espera la vuelta a la titularidad de Dani Carvajal, tras el experimento fallido ante el Betis con el brasileño Danilo, y el resto del equipo sería el mismo con un motivado Cristiano Ronaldo buscando goles. Al Espanyol le endosó cinco de un plumazo el portugués en el encuentro de la primera vuelta. Ahora, quiere más para silenciar las críticas que está recibiendo.

El Espanyol visita el Bernabéu con la necesidad de sumar tres puntos para alejarse del descenso y lo hará inmerso en una plaga de bajas al no contar con los sancionados Moreno y Víctor Álvarez, el lesionado Felipe Caicedo ni los cedidos por el club blanco Marco Asensio y Burgui.

La mayor parte de las ausencias son en ataque. El entrenador, el rumano Constantin Galca, se queda sin sus dos delanteros centros habituales. Las apuestas más probables para ocupar el puesto son el senegalés Mamadou Sylla, punta, y el extremo paraguayo Hernán Pérez, que regresa a la lista tras cumplir un partido de sanción.

El resto de novedades en la convocatoria son los mediocentros José Alberto Cañas y Víctor Sánchez, el centrocampista Paco Montañés y los nuevos fichajes del club en este mercado de invierno, el central costarricense Óscar Duarte y el portero lituano Giedrus Arlauskis.

Ganar en el Santiago Bernabéu se ha convertido en una utopía para el Espanyol en su historia más reciente. La última victoria blanquiazul fue hace 20 años, en la temporada 1995-96. Entonces, un doblete de Jordi Lardín eclipsó el tanto de Raúl González. El curso pasado, los 'pericos' volvieron a Barcelona sin puntos y con un 3-0 en contra. Será el segundo partido de la era Chen Yansheng, empresario chino que ha comprado la mayor parte de las acciones del club y se ha convertido en presidente. Todos los estamentos confían en obtener un buen resultado para empezar con buen pie.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus