•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Gigantes de Nicaragua ya conocen a su rival de esta tarde (4:00 p.m.), los Caimanes de Colombia, que ayer vencieron 3-0 a los Nacionales de Panamá en el estadio nacional y de esta forma ser el segundo invitado a la final de la IV Serie Latinoamericana de Beisbol, que culmina hoy en el país.

Los colombianos, guiados por el brazo de Arosemendis Motta, quien recibió el respaldo de una carrera en el segundo episodio y dos más en la parte alta del noveno dejaron en el camino a los canaleros, que iniciaron a tambor batiente la competencia con dos victorias al hilo, pero luego se vino a pique. Por los sudamericanos, Efraín Contreras se fue de 4-2.

EL RETO GIGANTE

Ahora Nicaragua, que logró su pase a la final de forma directa, tiene un obstáculo gigantesco y es doblegar a una crecida Colombia, que estuvo al borde de la eliminación con dos derrotas seguidas en la fase regular de la serie, pero luego reaccionó con victorias ante los Tobis de México y dos veces ante Panamá.

En su duelo particular en esta serie, Nicaragua doblegó 4-1 a Colombia, ganando Róger Luque y salvamento para Berman Espinoza, quienes realizaron un gran trabajo. A eso hay que sumarle el aporte ofensivo de Renato Morales 3-2, con una anotada y una empujada; Ofilio Castro de 4-2, un triple, una enviada a la caja registradora y una anotada. El venezolano Wuilliam Vásquez remolcó una carrera.

A nivel colectivo, los colombianos fueron primeros en promedio de bateo .269, disparando nueve dobles, pero se poncharon en 29 ocasiones y cometieron seis errores, líder en ambos rubros. En tanto, Nicaragua fue segunda con .267, se tragó 14 ponches y cometió dos fallas.

CIFRAS

El pitcheo de Nicaragua estuvo a la altura al ser el mejor en efectividad del torneo con 1.61 en carreras limpias (cinco carreras en 28 entradas), admitió un jonrón que fue ante José Luis Sáenz. Colombia fue tercero en carreras limpias con 2.06 (siete carreras en 28 innings). Sus lanzadores no admitieron batazos largos.

Los cafeteros tienen listo el cañón de Gerson Jiménez, con .417 y además conectó dos dobles. Otros sobre los .300 batearon Fidel Peña (.368) con par de dobles, Efraín Contreras (.333), Adrián Sánchez (.313) y Ronald Ramírez (.308).

Por Nicaragua, Renato Morales (.667), Yurendel De Caster (.500), Luis Allen (.400) y Jimmy González (.333). Paul Estrada fue el máximo ponchador de la escuadra con siete.

La novena sureña, que está sacando la cara por la tierra de lagos y volcanes, no la tendrá fácil debido a que enfrentará a una nación que se ha llevado las dos últimas ediciones, que es organizada por la Asociación Latinoamericana de Beisbol Profesional (ALBP).

En el 2014, Colombia (Tigres de Cartagena) se erigió monarca en su propia casa al arrebatarle el cetro a México (Brujos de Tuxtla) y en el 2015, nuevamente Colombia (Leones de Montería) fueron hasta el país canalero a defender el cetro como nación, y lo retuvieron al imponerse 1-0 sobre Panamá (Caballos de Coclé).

Los Gigantes de Nicaragua podrían convertirse este domingo en el primer equipo campeón por Nicaragua en estos eventos, siempre y cuando derroten a los Caimanes. Los Tigres de Chinandega fueron subcampeones en la primera edición (año 2013), al caer 1-0 antes los Brujos de Tuxtla en México. En esa ocasión, los Caimanes quedaron fuera de la semifinal.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus