•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Jugar en Barcelona era uno de los principales objetivos del costarricense, de origen nicaragüense, Óscar Duarte. Aunque no llegó al equipo de Luis Enrique y compañía, sino al otro club barcelonés, el Espanyol, representó un gran logro en su corta carrera futbolística.

Otro de sus sueños es marcarle un gol al Real Madrid, en asunto debió ser a su coterráneo Keylor Navas, arquero titular del club blanco, y este domingo se le presentó la oportunidad en su primer partido vistiendo la casaca del Espanyol, que enfrentó a los merengues en el Santiago Bernabéu. Era mucho pedir para el tico, en cambio, aportó con un gol en propia puerta en el triunfo madrileño 6-0.

Mal por Duarte, no así para el conjunto rival que tuvo como protagonistas al portugués Cristiano Ronaldo y al colombiano James Rodríguez. El Madrid se colocó a un punto del segundo clasificado, Atlético Madrid, que perdió el sábado ante el líder Barcelona (2-1), que tiene cuatro puntos más que los blancos.

Cristiano Ronaldo marcó tres goles, uno de penal (12), cometido sobre el propio jugador portugués por el chileno Enzo Roco, otro en una jugada personal al filo del descanso en que se fue de tres defensas y anotó con un disparo lejano (45) y el tercero de cabeza casi al final del partido (82).

Artillero letal

Con estos tres goles, Cristiano Ronaldo alcanzó en la primera posición de la tabla de goleadores al uruguayo del Barcelona, Luis Suárez, ambos con 19.

Por su parte, James Rodríguez marcó el tercer gol de su equipo (16), con un disparo que tocó en el senegalés Papakopuli Diop, tras desmarcarse por la derecha y recibir un centro del croata Luka Modric.

Era la segunda acción decisiva del colombiano, después de haber dado la asistencia para el cabezazo de Karim Benzema en el primer gol (7).

El colombiano, que no marcaba con la camiseta del Real Madrid desde el 8 de noviembre, lograba su primer tanto desde que Zinedine Zidane es el nuevo técnico del Real Madrid.

Benzema, con su tanto, alcanzó los 18 goles esta temporada, a uno de Suárez y Cristiano Ronaldo. Tras llegar con 4-0 al descanso, el Real Madrid bajó el ritmo en el segundo tiempo, y Cristiano Ronaldo marcaría su tercer tanto y el quinto del equipo blanco cerca del final, en el minuto 82, al rematar de cabeza un centro desde la izquierda de Jesé Rodríguez.

Al final, el arquero Navas y el zaguero Duarte se encontraron y saludaron a los aficionados que colmaron el Bernabéu, en un acto digno de admirar y propio de dos jugadores que defendieron con gran mérito la causa de la selección de futbol costarricense en el Mundial de Brasil 2014, donde alcanzaron los cuartos de final y en el que Óscar marcó un tanto, esa vez no fue en propia puerta.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus