•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Pep Guardiola afronta la próxima temporada su mayor reto como entrenador: hacer del rico Mánchester City uno de los grandes de Europa e imponer su fútbol de toque elegante ante los rocosos equipos ingleses.

Guardiola tiene, a sus 45 años, 2 Champions League (con el FC Barcelona) y 5 títulos de Liga (3 con el club español y 2 con el Bayern Múnich).

Hombre cultivado y epicúreo, tarde o temprano se esperaba que midiera sus conocimientos al fútbol inglés.

"Necesito un nuevo desafío", dijo al anunciar que abandonaba el Bayern de Múnich al final de temporada. No quisiera "acabar mi carrera sin entrenar un día en Inglaterra. Me gusta conocer nuevos restaurantes, nuevas ciudades, quiero vivir el ambiente, las emociones".

Su carácter ganador y su estilo de juego -Zlatan Ibrahimovic le llamaba burlonamente "el filósofo"- no es improvisada, se ha ido gestando desde pequeño en la escuela de formación del Barcelona y luego a las órdenes del holandés Johan Cruyff, su gran inspirador, como jugador del primer equipo en los años noventa.

Su sistema se basa en el juego colectivo, la posesión del balón y la polivalencia de sus hombres. Sus equipos recuerdan a aquel 'Dream Team' del Barcelona que lideraba el mito holandés.

En ese equipo, junto a Ronald Koeman y Hristo Stoichkov, 'Pep' ganó como jugador la primera Copa de Europa del Barça en 1992, un año en el que también se alzó con el oro olímpico con España en los Juegos de Barcelona.

Años después de aquel equipo de ensueño, Guardiola fue el arquitecto del dominio del club catalán desde que se encargó del primer equipo en 2008, con 13 títulos en 16 torneos. Tras lograr los seis trofeos posibles (Liga, Liga de Campeones, Mundial de Clubes, Supercopa de Europa, Supercopa de España y Copa del Rey) en la temporada de su debut (2008-2009), su camino se ha visto jalonado de títulos hasta ser el entrenador más laureado de la historia del club azulgrana.

Se tomó un año sabático entre 2012 y 2013, que pasó en Nueva York, donde llegó a codearse con figuras culturales de la talla del director de cine Woody Allen.

Y luego empezó su aventura en Alemania, donde con el Bayern fue campeón del Mundial de Clubes en 2013 y de Alemania en 2014 y 2015, aunque en la Champions se quedó en los dos últimos años en semifinales.

En los meses que le quedan a la temporada, Guardiola tratará de sacarse esa espina europea: por el momento, el Bayern ya está en los octavos de la Liga de Campeones.

Compromiso político

Guardiola es también sinónimo de carácter propio, el de un hombre modesto con un respeto total hacia sus rivales, incluso los más asequibles.

El recorrido de Guardiola está muy ligado a Cataluña, donde nació en el pueblo de Santpedor, cerca de Barcelona, donde creció y empezó muy pronto a interesarse por el fútbol.

No ha ocultado su posición política cercana al independentismo e incluso llegó a formar parte en un puesto simbólico de la lista de la coalición Junts Pel Sí (Juntos por el Sí) en las últimas elecciones regionales de septiembre.

"Llegará tarde o temprano (la independencia de Cataluña). De eso estoy seguro, tanto como que entonces Cataluña y España serán mejores", declaró en la campaña electoral a un diario catalán, El Punt Avui.

Sobre sus participaciones con la selección española dijo que hubiera preferido jugar con una selección de Cataluña.

"Si hubiese habido una selección catalana habría jugado en ella porque nací en Santpedor, pero en ese momento no era viable. La selección española me convocaba y yo fui encantado", explicó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus