•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las horas se hacen largas y el suplicio parece interminable. El cuerpo ya no quiere ceder, esas últimas gotas de sudor que recorren el cuerpo son las más difíciles de soportar, las sonrisas son pocas, se acerca el momento de subir a la báscula y marcar la categoría.

Carlos "Chocorroncito" Buitrago pasa por el momento más angustiante de cara a una pelea, bajar esas últimas libras, soportando la ansiedad, controlando la mente y el apetito por comer lo que estómago pide a gritos, aunque al final debe conformarse con frutas, algo de pollo cocido o pescado  y un poco de líquido que rehidrate el organismo.

A eso de las 6:30 de la tarde de ayer, 7:30 de la mañana del martes en Tailandia, Buitrago hizo su penúltimo entrenamiento matutino que incluyó un poco de corrin. Según Arnulfo Obando, entrenador del tricampeón mundial Román "Chocolatito" González y que acompaña al muchacho capitalino en la búsqueda del título paja de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Carlos estaba en 107.5 libras.

Sin embargo, después del adiestramiento matinal, el nica regresó al hotel, subió a la pesa y detuvo el péndulo en 105 libras exactas.

A dos días del enfrentamiento contra el tailandés Freshmart CP, Buitrago tiene el peso totalmente controlado, a menos que suceda una catástrofe como le pasó a Randy Caballero hace unos meses en Estados Unidos en su primera defensa de título mundial gallo.

Sorprendido

"La gloria y la honra es para Dios. Él da las fuerzas como las Águilas, estoy sorprendido de cómo me siento, muy fuerte y tranquilo", dijo Buitrago después del entrenamiento.

En el equipo de trabajo del nica no quieren sorpresas con el peso, a pocas horas de la ceremonia de pesaje a realizarse este miercóles. "Me siento muy bien, ya la parte dura pasó con el trabajo intenso que hice en el gimnasio.

Solamente me estoy cuidando de no subir de peso", afirmó Buitrago, quien a pesar del desgaste físico sufrido durante los últimos dos meses, se encuentra en un estado de ánimo relajado.

El sueño de convertirse en campeón mundial, una profecía que Alexis Argüello expresó que se cumpliría tarde o temprano, sigue latente.

Buitrago es consciente que es ahora o nunca. Ya desperdició dos oportunidades titulares, una contra el filipino Merlito Sabillo y la segunda precisamente contra el tailandés, quien le quitó el invicto en el 2014.

"Freshmart no me impresiona. No creo que sea mejor peleador que yo, no lo veo así. Cometí errores en la primera pelea contra él y a pesar de eso siento que gané; sin embargo, pelear en su casa sé que le benefició y por eso le dieron la decisión", agregó.

Esta vez no hay excusas para "Chocorroncito": tuvo el adiestramiento necesario, guanteó con pugilistas de gran nivel como el "Chocolatito", tuvo un tiempo de preparación física con Wilmer Hernández --preparador de Román-- y, lo más importante, contó con el tiempo necesario para prepararse lo suficiente, buscando la consagración en su carrera.

"Estoy seguro que voy a ser campeón mundial. Tengo más experiencia, he aprendido de los errores. Voy a tener más determinación al momento del combate, poniendo toda la carne al asador, sin guardarme las manos", confesó el pugilista.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus