•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Vencer o morir en el intento, tomando riesgos, metiéndose  al fuego sin temor a quemarse, ejerciendo presión constante hasta el punto de asfixiar al rival, es lo que debe hacer Carlos “Chocorroncito” Buitrago la madrugada de este jueves en búsqueda del título mínimo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ante Knockout CP Freshmart en Tailandia.

Para Buitrago el tailandés no es un desconocido. Se enfrentaron en el 2014, en una batalla que el nica perdió por puntos, apagándose inesperadamente en la segunda parte de la pelea, cediendo la iniciativa, permitiendo que le robaran el centro del ring, limitándose constantemente a usar su jab de izquierda como cuchillo cortador sin utilizar todo su arsenal de recursos para salir airoso.

¿Quién mejor?

En teoría, el tailandés en medio de que ya le ganó al nica una vez, no es favorito, ni mejor boxeador. Buitrago lo único que tiene en contra son los jueces y el público local, de allí lo demás está a su favor; más rápido de manos, técnicamente más completo, experimentado y dueño de mayor pegada, esa dosis necesaria de punch que se necesita para sobresalir en momentos complicados.

Apuntaba Arnulfo Obando, entrenador del tricampeón mundial Román González y quien acompañó a Buitrago en la primera pelea, que en aquella ocasión desobedeció a lo que se le mandó a hacer, tirar combinaciones y no limitarse al uso de una mano.

Carlos, dueño de un jab de izquierda estupendo, logró penetrar constantemente la guardia del tailandés, ganó fácilmente los cuatro rounds sin utilizar mucho la derecha, esa que tiene poder para estremecer a los rivales.

El jab es un recurso sabio para mantener a distancia al rival, pero Buitrago debe combinarlo más con esa derecha y utilizar el upper de izquierda sin miedo a los riesgos. Obviamente tendrá que soportar castigo cuando se meta en la zona de peligro, pero  debe aprovechar sus recursos, explotarlos al máximo sin especulaciones.

El round de estudio tiene que irse al olvido. Buitrago ya conoce al tailandés, sabe de sus deficiencias pero también de sus fortalezas.
¿De qué debe cuidarse el nica? El volado de derecha es la mejor arma del tailandés, lo tira constantemente yendo siempre hacia adelante con determinación, sin complejos, arriesgando a ser castigado.

Eso es precisamente lo que Buitrago necesita, tener más convicción, atacar con seguridad, adueñándose del cuadrilátero, tomando la iniciativa. Coronarse depende de él mismo, el empuje será clave porque lo tiene todo a su favor.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus