Haxel Rubén Murillo
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la historia de nuestro país,  el leonés Julio "Yambito" Gamboa es el boxeador con más oportunidades (4) de título mundial sin poder conseguir el éxito en ninguna. A pesar de que era un púgil con una gama de recursos técnicos excepcionales, valiente y determinado,  le faltó un poco de suerte, pagó por su indisciplina en par de peleas y en las otros dos los jueces le hicieron saborear la amargura, pasándole la cuenta en favor del rival.

Carlos "Chocorroncito" Buitrago, el muchacho bautizado por el legendario Alexis Argüello, como uno de los dos campeones mundiales que vio formarse estando en vida, buscará este jueves convertirse en el campeón número 12 de Nicaragua. Es su tercera oportunidad titular, de manera que está obligado a no desaprovecharla, no solo porque sería un fracaso en su carrera, sino también por el hecho de ser mejor boxeador que Freshmart, teniendo los recursos necesarios para liquidarlo por la vía rápida, sin dejar dudas en Tailandia.

Cuando se ha derrotado a rivales el ex campeón mundial Mario "el Dragoncito" Rodríguez y empatado con contricantes de la talla del filipino Merlito Sabillo, da para creer que el tailandés debería ser un boxeador al alcance de ser destrozado por los puños del pinolero.
Buitrago está obligado no solamente porque es mejor que Freshmart, sino también porque si se es un poco justo con él, ciertamente lo merece. A veces la mala fortuna impide que muchos no logren convertirse en campeones mundiales. 'Chocorrón' lo merece porque ha ganado dos peleas de título y los jueces le quitaron el botín injustamente. Ante Sabillo, dio una gran presentación, ganó merecidamente, pero estaba en Filipinas, donde al local le regalaron el empate, reteniendo su cetro de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Ante Freshmart sucedió algo parecido, con la diferencia de que le faltó determinación, empuje, garra y mentalmente se acomplejó, cayendo por puntos. No merecía perder, pero debía hacer un poco más para no dejar dudas. Dejó ir su invicto, sin embargo la derrota le dejó una lección: no se puede ir a pelear sin hambre a territorio rival.

Ahora con más experiencia y madurez mental, Buitrago no debe fallar, al menos soy de los que cree en su calidad, pues solo le ha faltado enfoque. Siendo campeón puede mejorar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus