•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Nápoles, que derrotó por 2-0 a la Lazio en un encuentro marcado por incidentes racistas, y la Juventus, que se impuso por 1-0 al Génova, mantienen su pugna por el liderato de la Serie A italiana, tras la disputa de la 23ª jornada.

El argentino Gonzalo Higuaín (24) y el español José Callejón (27) fueron los autores de los goles de la victoria del Nápoles, en un encuentro que se detuvo durante unos minutos por insultos racistas proferidos por seguidores de la Lazio desde la grada del Estadio Olímpico romano.

Según el diario La Gazzetta Dello Sport, los seguidores laziales comenzaron a cantar “O Vesuvio, lavali con il fuoco” (¡Oh Vesuvio, lávalos con fuego!) y posteriormente algunos de ellos insultaron al defensa senegalés Kalidou Koulibaly imitando a un mono.

Fue entonces, en el minuto 67 del encuentro, cuando el colegiado Massimiliano Irrati decidió suspender el encuentro durante unos minutos.

“Estamos tristes por los gritos a Koulibaly. Irrati hizo bien al parar el partido. Era lo que había que hacer y lo hizo muy bien”, valoró el técnico napolitano Maurizio Sarri.

El encuentro se reanudó, pero los insultos a Koulibaly también continuaron, pese a que un grupo de aficionados del Nápoles intentó acallarlos con cánticos a favor de su equipo.

El problema era que, en teoría, las autoridades habían prohibido el acceso al Olímpico a los seguidores napolitanos para evitar incidentes.

CON LO JUSTO

En el peor partido de las últimas semanas, a la Juventus le bastó un gol en contra del defensa genovés Sebastian de Maio (minuto 30), que desvió un centro del colombiano Juan Cuadrado.

Es la 13ª victoria consecutiva de la Juventus, que establece así un nuevo récord de imbatibilidad en la historia del club.

El partido pudo haberse complicado para la Juventus por la expulsión de Simone Zaza, pero esta llegó en el minuto 90, sin tiempo para que el Génova tratase de al menos empatar el partido.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus