•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El fantasma de la báscula anda por los alrededores buscando a quién frustrar, ojalá no pase por California, donde el boxeador estadounidense de raíces nicaragüenses, Randy “El Matador” Caballero subirá a la báscula para marcar 122 libras, para luego poder enfrentar al mexicano Rubén García, en busca de un triunfo que le permita reimpulsar su carrera en el pugilismo profesional.

Hoy a la 1:00 p.m, hora de California (3:00 p.m. hora de Nicaragua), Randy se enfrentará a la báscula, ese adversario que se le atravesó en la primera defensa de su título de los 118 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), cuando en lugar de marcar la categoría, el pugilista marcó 123.5, diciéndole adiós al sueño de convertirse en un campeón sólido y duradero.

Al igual que en aquella ocasión, el papá y entrenador de Randy, Marco Caballero, ha confirmado que su hijo está en el peso, esta vez en las 122 libras en las que ha sido pactado el combate contra García. El asunto con esa noticia, es que en el caso de Randy no representa una garantía, al menos si se tiene en cuenta lo que pasó en su anterior ceremonia de pesaje, cuando inexplicablemente subió con cinco libras y media de más. 

Ese incidente justifica el hecho de sentir cierta inseguridad, y eso lo sabe Marco. “Ayer, Randy marcó las 122 libras, pero la vez pasada nos sucedió lo mismo, él estaba en la categoría, pero a última hora subió tanto de peso. Espero que esta vez no nos pase lo mismo”. Por el bien y el futuro de la carrera de Randy, ojalá no vuelva a pasar.

Manteniendo el peso

Una vez en la categoría, el equipo de Randy está trabajando en mantener el peso, para ello mantienen una rutina de entrenamiento. “Estamos entrenando y chequeando el peso. Randy está haciendo sombra, manoplas, le está pegando al saco, salta las cuerdas y luego se ejercita en la bicicleta”, aseguró el entrenador del púgil.

Con relación a la alimentación, dijo que el muchacho está comiendo en los tres tiempos, siguiendo los consejos de su nutricionista. “Normalmente está comiendo cereales integrales, huevos, espinacas y papa dulce. Al mediodía come pollo, ensaladas, pescados, entre otras cosas”, afirmó Caballero padre.

No puede fallar

Pese a no ser una pelea de título del mundo, el de mañana es un combate trascendental para el futuro pugilístico de Randy, primero porque una victoria le permitiría enrumbarse por buen camino en busca de conseguir otro chance titular, y segundo porque sería un punto a su favor a la hora de renovar contrato con Golden Boy Promotions, la promotora del exboxeador Oscar de la Hoya.

Además, le serviría para restaurar su confianza en sí mismo, luego de haberse frustrado en aquel episodio dramático en el que despojado de su ropa, subió a la báscula y no logró burlarse de ese fantasma que de muchos nicas se ha burlado. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus