•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El primer nica en “meter las narices” en Series del Caribe, fue Denis Martínez en 1977. El curvista granadino brilló en el staff de los Criollos de Caguas después de un debut exitoso en las Grandes Ligas. Junto al derecho de los Yanquis Ed Figueroa, el zurdo de los Orioles Miguel Cuellar y el derecho de los Cerveceros, Eduardo “Volanta” Rodríguez, el nica Martínez integraba una poderosa rotación, respaldado por un line-up con siete bateadores de 300 puntos: Eddie Murray, Sixto Lezcano, Cheo Cruz, Félix Millan, Julio Cesar González, Tony Scott y Jerry Morales. Denis cayó 2-1 frente a los Venados de Mazatlán, los campeones mejicanos, victima del hit decisivo conectado por Albino Díaz. El pitcheo combinado de George Brunett y Aurelio López, congelo al Caguas. 

SE FAJO CHÉVEZ 

En 1978, Tony Chévez, descartado por Caguas, estaba lanzando para los Indios de Mayagüez. Fue Chévez precisamente el ganador del juego que proporcionó el cetro de la isla a la tribu, venciendo 17- 2 a los Vaqueros de Bayamón. La Serie fue en Mazatlán, y en el duelo cumbre, Chévez se fajó por 9 entradas con el big leaguer Silvio Martínez, abridor del Cibao, dejando el partido 2-2.Los Indios ganaron finalmente el duelo 3-2 en 10 entradas y se coronaron campeones. Fue en ese partido que el nica golpeó en la cabeza, con un lanzamiento por encima de las 90 millas al panameño Omar Moreno, preocupando a los Piratas. EI pitcher ganador por Mayagüez, fue el relevista Denis Kiney. 

SACUDEN A MARTÍNEZ 

En 1979, ya establecido con los Orioles de Baltimore, Denis Martínez regresó con Caguas a la Serie del Caribe. Sus dos victorias sobre Mayagüez en la gran final del béisbol boricua, una de ellas por blanqueada 5-0, fueron los factores claves. En la Serie del Caribe, Denis enfrento al ‘’as de espadas” de los Navegantes de Magallanes, Mike Morris, y fue vapuleado durante una estrepitosa derrota de 11 por 0. Morris trabajando una obra maestra monticular, solo permitió un hit de Tony Pérez. Denis Martínez frente a David Green, hubiera sido posible en 1981 cuando Denis empujó al Caguas hacia el campeonato y David Green consiguió el titulo de bateo en la Liga Mejicana con 321 puntos, mientras los Yaquis de Obregón, aseguraban el banderín. Pero no hubo Serie... Los peloteros exigiendo mayor participación económica, propuesta rechazada por los directivos, fueron a una huelga que canceló el evento. 

WILLIAMS, CIERRA  PUERTAS 

En 1983, el turno fue para Albert Williams, ese espigado y consistente moreno obtenido por los Tiburones de La Guaira de los Gemelos de Minnesota. Un relevo excepcional de Williams le permitió a La Guaira derrotar 3-2 a los Tigres de Licey arrebatándoles el invicto, salvando el juego para Bryan Clark. Los Tiburones ganaban 3-0 con el bateo de Ron Jackson, Bo Díaz, Tony Armas y David Concepción, pero Licey respondió con una carrera en el quinto y otra en el sexto. Fue entonces que el manager Oswaldo Virgil llamo a Williams, quien olvidándose de su hombro adolorido, sujeto sin carrera por 3 entradas y un tercio a una batería que incluía a Pedro Guerrero, Howard Johnson, Alfredo Griffin, Rafael Landestoy, Cesar Gerónimo y Luis Pujols.

En un segundo taponeo contra los Lobos de Arecibo, Williams solo se sostuvo por dos tercios de inning. 

PORFIRIO AL RESCATE 

Durante la temporada 83-84, Porfirio Altamirano estremeció al béisbol venezolano estableciendo un record de 20 salvamentos. EI nica venia de trabajar en 30 juegos con los Filis, y rápidamente se convirtió en el factor de seguridad del equipo Águilas de Zulia. Sin el aporte de Porfirio, Zulia no hubiera podido barrer a Magallanes ni liquidar a los Cardenales de Lara, en las fases semifinal y final. El derecho pinolero fue el gran soporte de una rotación que contaba con Kelly Downs, Luis Leal, Derek Botelho y Ron Meredith. Zulia en una actuación sorprendente, saltó sobre el favoritismo de los Indios de Mayagüez y Tigres de Licey en un alarde de eficacia.

El guajiro pinolero trabajó dos entradas permitiendo una carrera para adjudicarse un rescate frente a Mayagüez, y en la batalla final, estranguló a los bateadores del Licey sacando los últimos seis outs, preservando la victoria para Kelly Downs y el titulo para las Águilas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus