•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cada vez que una representación nicaragüense sale al extranjero para participar en un torneo internacional, aparece automáticamente la pregunta “¿Podrán lograrlo?” Sumergiéndonos en el mar de la incertidumbre, arrastrándonos constantemente por el lodoso pantano de la preocupación, obligándonos a rascar nuestras cabezas en un intento por encontrar razones que nos ayuden a creer que los nuestros pueden tener una actuación positiva. A veces, por más que lo intentemos, no encontramos nada favorable y nos resignamos a esperar el milagro, a esperar que, tocados por la Divinidad, podamos forjar una sorpresa.

Se acerca el Preclásico Mundial de Beisbol y, sin darnos tiempo de reaccionar, la terca interrogante de “¿podrán lograrlo?” ya nos atrapó entre sus brazos. Otra vez se ve nebuloso el panorama para los nicas, pues para ser el primero hay que pasar por encima de Alemania, República Checa y México, el último de estos favoritos. No hay dudas, es una tarea complicada, sobre todo, cuando se tiene en consideración que solo uno de los cuatro podrá clasificarse a la IV Edición del Clásico Mundial de Beisbol.

La misión de guiar a los nuestros hacia lo considerado imposible, le fue entregada al exGrandes Ligas Marvin Benard, quien el próximo lunes iniciará los entrenamientos con los peloteros convocados. Es inevitable, otra vez nos visita la incertidumbre graficada en esa pregunta insistente “¿Podrá Benard?”. También nos preguntamos lo mismo en el 2012, cuando Denis Martínez, forjador de un juego perfecto en Las Mayores, tomó las riendas de la selección. En esa ocasión el resultado fue fatal.

Esta vez volvemos a soñar con que las cosas sean distintas. Las miradas están puestas en Benard, quien asegura estar consciente de lo complicado de la misión que se le ha encomendado, pero,  haciendo alarde de una tranquilidad poco vista en alguien que tiene frente a sí un reto tan gigantesco como el Everest, afirma que tratarán de dar la sorpresa como lo hizo Brasil en el 2012. ¿Podrán lograrlo? Ojalá que sí. Mientras tanto, esculquemos el baúl de las posibilidades, quizás encontremos alguna a favor de los nuestros.

hbriceno@elnuevodiario.com.ni

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus