•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Erasmo Ramírez, el rivense de los Rays de Tampa Bay, el mejor lanzador nica del momento, está fajándose contra los fieros mexicanos, guiando a su selección a conseguir una victoria importante, el muchacho está respondiendo a las exigencias, sabe que las esperanzas de un país están puestas en él, sigue dominante…

Olvídenlo, esa narración no es cierta, es simplemente lo que soñábamos pasaría con Erasmo como abridor de la selección ante México, tratando de llevarnos a la grandeza con su pitcheo, hasta que su organización decidió no darle permiso, dejando a Nicaragua enclenque, sin su mejor brazo, sin el hombre garantía, navegando sobre las aguas de la incertidumbre.

¡Cómo duele perder a tu mejor hombre en la colina, teniendo un reto tan gigantesco enfrente! Erasmo Ramírez, que viene de una gran campaña en Grandes Ligas con los Rays de Tampa Bay, era considerado la figura principal de la rotación del equipo que viajará a Mexicali, México, para participar en el Preclásico Mundial del 17 al 20 de marzo. Todos lo miraban como el indicado para enfrentarse a la artillería mexicana, pero su organización dijo “No va”. Esa frase, era la que menos se quería escuchar en Nicaragua previo al torneo que otorga un único boleto al ganador del primer lugar.

¿Por qué?

De acuerdo con una misiva enviada por la Federación Nicaragüense de Beisbol Asociada (Feniba), en la que confirmaban la baja del rivense, “Para Erasmo, el permiso fue denegado debido al cuido que están haciendo con él, ya que las Rayas de Tampa tienen grandes planes para el pinolero en la campaña venidera”. 

Y ahora, ¿quién podrá sustituirlo? Es difícil encontrar entre los 20 lanzadores convocados a la preselección, uno que pueda hacerlo. Juan Carlos Ramírez funcionará como cerrador por su velocidad, Wilton López está pasando un mal momento, Carlos Téller, Gustavo Martínez y otros, por su inconsistencia, no son una garantía. Sencillamente Erasmo es insustituible. No hay dudas, ese “NO”  de los Rays es fatal para las pretensiones de Nicaragua, y aunque la advertencia estaba lanzada, la esperanza de verlo lanzar permanecía intacta, por eso duele tanto la noticia.

Pero eso podría ser tan solo el inicio de una serie de pérdidas valiosas para la selección, pues aún no están confirmados los permisos de Cheslor Cuthbert, que milita con los Reales de Kansas City, y de Juan Carlos Ramírez, que juega para los Rojos de Cincinnati.  De perderlos, Nicaragua se quedaría sin su principal abridor, sin su brazo clave en el bullpen y sin su bateador más importante. ¡Qué fatal!

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus