•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pequeño de tamaño para el prototipo de jugador de Grandes Ligas, pero su corazón y las ganas de sobresalir en medio de obstáculos es de la altura del Monte Everest, dichas virtudes son sus principales fuentes de inspiración para que el nicaragüense Marvin Benard, otrora jugador de los Gigantes de San Francisco, se mantuviera durante nueve temporadas (1995-2003) en el mejor beisbol del mundo.

Benard, mánager de la Selección de Beisbol de Nicaragua para el Preclásico que se jugará del 17 al 20 de marzo próximo en Mexicali, México, está claro que será el foco de abundantes críticas constructivas y destructivas, en dependencia de lo que suceda con el equipo nacional. Sin embargo, eso no le quita el sueño, considerando que aceptó el cargo de timonel por una razón. “Voy a hacer el trabajo para el equipo y también para Nicaragua porque llevo el beisbol en la sangre, me enamoré de este deporte y sigo enamorado. No trabajaré para las personas, sé que las críticas siempre se escucharán y hay que respetarlas”, aseguró el timonel.

El otrora bigleaguer originario de Bluefields, quien el lunes inicia los entrenamientos de la Preselección en el estadio nacional Denis Martínez, sabe que el desafío que se avecina es difícil, pero no imposible, por eso lo aceptó, porque le gusta competir. Aunque está consciente que en sus hombros estarán depositadas muchas esperanzas. 

Misión o reto

“No es un reto, ni una misión, considero que es un poco de los dos. Hace unos años atrás  me dijeron la posibilidad de dirigir la Selección, pero no se dio. Desde julio del 2015 escuché decir que estaba en los planes para dirigir la Selección. Ahora que tengo la oportunidad trataré de hacer un buen trabajo y agradezco la confianza que ha depositado en mí  la Federación Nicaragüense de Beisbol Asociada (Feniba)”, agregó uno de los 14 jugadores pinoleros que han escalado al Big Show.

Benard se fajará con un equipo de buen nivel, aunque no contará con peloteros que hubiera querido tener en el róster de la tropa Azul y Blanco, como fue el caso del Grandes Ligas Erasmo Ramírez, a quien los Rays de Tampa Bay le negaron el permiso para participar en el Preclásico.

“Es una lástima, pero tenemos que hacer planes con los que contamos. Al no ir Erasmo, otros pícheres tendrán la oportunidad de quedar en el equipo. Un pelotero puede aportar mucho a un equipo, pero no lo es todo”, argumentó Marvin.

El ahora timonel del combinado nacional fue claro al asegurar que hará su mejor esfuerzo en transmitir lo que aprendió en la Gran Carpa a sus jugadores, aunque reconoció que el picheo no es su fuerte. Ante esa debilidad, conformó un gran cuerpo técnico, entre ellos el extranjero Nelson Cruz, adiestrador de lanzadores.

“Sé mucho de bateo y me siento cómodo, pero de pitcheo no domino mucho. Es por eso que trabajaré con Nelson Cruz, a quien conozco hace varios años y tenemos confianza”, refirió Benard, quien debutó a los 24 años de edad en la pelota profesional con San Francisco.

El bateador de 16 cuadrangulares en 1999, su máxima cifra en una temporada y de paso la mejor en su carrera, Marvin Larry Benard, expresa que le gusta el trabajo dentro del terreno de juego y lo describe como elemento fundamental para conseguir éxito.

“A mí me gusta que un jugador se entregue de lleno, de nada me sirve que lo haga o no tenga disposición de hacerlo bien. Mejor le digo ven acá y siéntate a mi lado para que disfrutemos del juego”, aseguró el pelotero, quien alcanzó dos veces en su carrera la barrera de las 100 carreras anotadas (1999-2000).

 El mejor

Según Benard, un pelotero líder debe reunir varias características, no necesariamente debe ser el mejor en cifras o el que tenga cierto estatus competitivo dentro de una novena. “Un pelotero líder es aquel que trabaje duro y que no se queje en los entrenamientos y tenga disposición ante todo”, dijo.

Reiteró que dentro de los planes del fogueo de la preselección está uno contra su similar de Panamá y partidos interescuadras en la preselección. Evidentemente, obtener amistosos contra seleccionados de otros países habría sido mejor, tanto para lanzadores como para los bateadores.

“Tenemos 43 jugadores y debemos reducir el plantel hasta estructurar la Selección. Vamos a tener una ventaja porque el Campeonato de Beisbol (Germán Pomares Ordóñez) inicia en febrero y los peloteros convocados a la preselección tendrán la oportunidad de mantenerse activos los fines de semana, mientras que de lunes a jueves entrenarán con la Selección”, expresó el exjugador, quien conectó  13 jonrones en el antiguo estadio de San Francisco, Candlestick. Benard disparó un total de 54 jonrones en Grandes Ligas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus