•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No hubo sorpresas, pero el muerto vivió más de lo que se esperaba. Cristofer González (17-2, 13 nocauts) trabajó como un jornalero durante 9 asaltos para noquear al mexicano Ulises “Condorito” Martín (13-2), la noche del sábado en la pelea estelar del cartel boxístico que organizó la promotora Pinolero Boxing, en el Hotel Barceló Managua.

El mexicano no se vio tan pequeño ni disminuido como su tamaño. Tampoco lució afectado por la inferioridad de condiciones, al contrario, aprovechó sus recursos para hacer sudar más de la cuenta al nica con buenos movimientos laterales, pasando golpes con su cintura y cabeza, y descargando excelentes combinaciones en contragolpe al rostro de González.

Cristofer dominó el combate desde el génesis hasta el apocalipsis. Pero da la impresión que a veces no explota lo suficiente todo su arsenal de recursos técnicos. Ante Martín tenía ventaja en altura, alcance de brazos, experiencia, pegada y fortaleza física, sin embargo hay algo de lo que carece: velocidad.

Se muestra lento

Para ser un peleador de categoría mínimas, González a veces se ve muy lento, más de lo normal. Grafica los golpes como un anunciador antes de llamar a los boxeadores al ring, lo que facilita que el rival fácilmente pase golpes con movimientos de cabeza y cintura sin tener la guardia arriba. Martín en varios lapsos del enfrenamiento lo hizo ver mal, desnudó sus carencias.

¿Qué saca a flote a Cristofer? Sin duda que su superioridad técnica y fuerte pegada, sobre todo con ese cruzado y gancho de izquierda, dos golpes que ejecuta con la maestría de un arquitecto y la precisión de un cirujano. En el primer round tumbó al azteca, parecía que la agonía de Martín no se extendería más allá de 3 minutos, pero no fue así.

  • 7 victorias consecutivas acumula el prospecto Cristofer González.

Ulises quebró los pronósticos. En el noveno volvió tocar la lona producto de un resbalón, ese era el anuncio de su caída final, se levantó de forma valiente, intentó resurgir de las cenizas, apostando a la heroica de un milagro, pero sus piernas ya estaban desgastadas, Cristofer lo castigó con largas combinaciones al rostro, y Onofre Ramírez decidió parar la masacre, no era necesario continuar.

Ganó Cristofer, retuvo su título Fedecentro de la Asociación Mundial de Boxeo, AMB. Ahora puede ir pensando en Juan Francisco el “Gallo” Estrada para en abril o mayo, posiblemente. Obviamente no es favorito, pero una gran presentación podría ponerle en la antesala a una oportunidad de título mundial.  Debe mejorar, es bueno técnicamente, solo necesita velocidad y no ser tan vulnerable defensivamente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus