•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El partido estaba por acabarse, todo indicaba que el empate prevalecería hasta el pitazo final, se pensó que no había forma de ver un ganador a pocos segundos del límite, pero el brasileño Rafael Vieira tenía un pensamiento distinto, y decidido a guiar a su equipo al valle del éxito, donde los ganadores son ovacionados por sus seguidores, cobró un tiro libre, clavando en la portería contraria la pelota, que pasó burlándose del arquero Esdras González, quien viéndola, voló inútilmente. Ya no había nada que hacer, los “Caciques” habían ganado 3-2.

El juego fue emocionante, de constantes contragolpes, de momentos de silencios futbolísticos, pero de instantes inolvidables como ese gol de Luis Galeano empatando el partido a dos. Nunca el conjunto vencedor estuvo abajo en el marcador, manteniendo en el ataúd al contrario, que intentó salirse, pero Vieira, con su pincelada, cerró la puerta definitivamente.

Gol tempranero

El reloj señalaba que apenas iban cuatro minutos del primer tiempo, cuando por la banda izquierda apareció Jasson Coronel con balón en pie, buscando un espacio para clavar una primera estocada. En cuestión de segundos logró fabricárselo y dejando a los defensores estelianos disparó con su pierna derecha desde fuera del área, salió el balón con poca velocidad, pero un mal rebote y un lance adelantado del portero se combinaron para que la esférica entrara y el Diriangén tomara una ventaja tempranera.

Tras esa primera anotación el Real Estelí intentó dominar el balón y empezó a presionar la defensa diriambina, buscando empatar el marcador, pero no podía, pese a que el rival en algunos descuidos dejaba espacios.

Lazari empata

Intentaba el Estelí, se desorientaba el Diriangén. Llegaban los estelianos, procuraban detenerlos los diriambinos, incluso con faltas, como la que propició el tiro libre cobrado por el brasileño David Lazari en el minuto 24, un zurdazo a la derecha del portero Carlos Mendieta, cuyo vuelo fue demasiado tardío, el balón ya estaba en el fondo de las redes, los del Real Estelí ya celebraban el empate.

Luego, el partido que en sus primeros minutos parecía hacer méritos a su nominación de “Clásico”, se tornó monótono, sin llegadas concretas para los equipos, pero con el “Tren del Norte” presionando.

Recobran ventaja 

Otra estocada tempranera. Una salida errónea del portero Esdras González, incluyendo una falta, dio lugar a un penal a favor del Diriangén. El encargado de cobrarlo fue el español Daniel Olcina, quien disparó a la izquierda del portero, que se lanzó al lado contrario. Sucedió en el minuto 51. 

Se adueñaron del partido los diriambinos, mientras el conjunto de Otoniel Olivas se dormía, cediendo el balón, como renunciando a la batalla antes del silbatazo final.

Aparece Galeano

Cuando más dominaban los “Caciques” y menos proponía el Real Estelí, Luis Galeano, aprovechando un error defensivo y un pase largo y preciso, tocó el balón literalmente en el aire, sacando una parábola que pasó por encima del portero Mendieta y se hospedó en la portería. Era el gol del empate. Volvía a revivir el Real Estelí.

El empate permaneció hasta que apareció Rafael Vieira con su golazo de tiro libre, silenciando al Estelí, haciendo estallar de júbilo a Diriamba.   

En otro resultado, el Juventus FC venció 2-0 al Deportivo Ocotal con goles de Danilo Zúñiga y René Huete.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus