•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De pronto, “algo estaba oliendo mal en nuestro futbol”. Eso fue lo que argumentaron tres presidentes departamentales de Masaya, León y Jinotega, quienes intentaron someter a cuestionamiento el aparato de conducción de la Federación Nacional, durante la Asamblea General realizada en Juigalpa.

Pendiente de conversar con José Blandino, José Cecilio Gámez y Mario Senqui, los directamente involucrados en “el estallido” interno que movió los cimientos del máximo organismo de nuestro futbol, quienes pueden contactarme por teléfono al 88674811, lo hice con el Presidente de la Federación Jacinto Reyes y el secretario general, Idelfonso Agurcia, quienes expusieron sus puntos de vista sobre el pugilato que estaba en crecimiento.

En el mundo de la tormenta

Precisamente cuando se pensaba que la pacificación cobijaba nuestro futbol, mientras se disfrutaba de un gran momento, realmente alentador, surge este conflicto que la Asamblea trató de simplificar sacando del escenario a los cuestionadores de la forma del manejo de riendas por parte de don Jacinto, llegando incluso a hablar de corrupción, lo cual fue rechazado firmemente por el dirigente, quien en Juigalpa no solo se defendió sino que contragolpeó fuertemente llevando contra las cuerdas a sus críticos, según lo informado, mostrándose, además, dispuesto a someterse a cualquier revisión sobre su gestión, que la califica como correcta.

Explicó don Jacinto que el salario que recibe, supuestamente cuestionado, es el mismo que recibían los presidentes anteriores y que no se pueden hacer aumentos, porque hay una supervisión de la FIFA sobre eso por medio de sus organismos regionales, en tanto el secretario general Agurcia explicó que no quedaron brechas de irregularidad en los procedimientos de lo que se ha realizado, siendo todo legal.

“Se aprobó con el porcentaje de votos requerido, someter a consideración la permanencia de quienes estuvieron alterando el orden del funcionamiento, llegando a crear organismos paralelos, y el resultado entre 23 presentes, fue de 18 por 5, igual que en la destitución, a la que se procedió. Todo esto está contemplado en los estatutos de la Federación que lamentablemente, muchos no han leído, pero se encuentran registrados en La Gaceta y son los que determinan lo que es legal”, dijo Agurcia, con experiencia en estos asuntos.

Jacinto sin compromisos

El período de don Jacinto es de cuatro años y no llega a la mitad de ese recorrido. Su gestión, que incluye la contratación del técnico Henry Duarte, ha coincidido con el crecimiento de la Selección, que se encuentra mejor valorada internacionalmente, la continuidad de proyectos, una mayor participación y la garantía de la tranquilidad en la primera división, con excepción de la falta de control de las llamadas barras bravas.

Se piensa que el pugilato podría obedecer a que se daba por un hecho que don Jacinto se sentía comprometido a abrir espacio en las esferas de conducción, a varios que lo apoyaron en su ascenso a la presidencia, y no cumplió. Él lo descarta diciendo con firmeza: “No tengo compromisos, solo con el futbol”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus