•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

He revisado, paciente aunque no cuidadosamente, muchos box scores de las Series del Caribe desde 1949, cuando el beisbol cubano rugía como Mufasa enfurecido, y no he podido evitar sentirme estremecido por el asombro. Seleccionar un “All Star” de este evento atravesando sus diferentes etapas, después de revisar la grandeza que los aspirantes consiguieron como big leaguers, es una tarea tan difícil como tratar de cortar diamantes con los dientes.

Lo más impresionante, es considerar que hubo un tiempo, en que este tipo de peloteros “fuera de serie”, eran vistos con regularidad en los países del Caribe, fajándose por alcanzar su máximo nivel de rendimiento. Hoy, ningún super astro con sus bolsillos cargados de billetes, se siente atraído por el desgaste y los riesgos.

Willie, Roberto y Reggie

¿Quiénes en los bosques? Fácil, tomemos a tres miembros del Salón de la Fama como lo son Willie Mays, Roberto Clemente y Reggie Jackson. Veamos: Mays y Clemente son bateadores de 3000 hits; Reggie y Mays terminaron encima de 500 y 600 jonrones; Clemente y Mays consiguieron una montaña de Guantes de Oro; agreguen que los tres tienen títulos de Más Valioso. ¿Hay algo qué discutir?

En primera base, aún estando Tony Pérez, miembro del Salón, y Andrés Galarraga quien fue campeón de bateo en la Liga Nacional, no hay forma de retar a Eddie Murray, Novato del Año en 1977 y un bateador de 3,000 hits y 500 jonrones.

Lo siento por Jim William, Roberto Alomar y tantos otros. La segunda base es para el panameño Rod Carew, a quien vimos en 1972 provocar deslumbramiento jugando y dirigiendo a los Tigres de Aragua. El siete veces campeón bate de la Liga Americana, quien enfrenta actualmente serios problemas de salud, también tiene residencia en Cooperstown.

Entre tantos, aparicio 

¿Quién en el short?. Esa es otra complicación. Coloquemos a Pagan, Willie Miranda, Carrasquel, Leo Cárdenas, Tony Fernández y David Concepción a un lado, para concentrarnos en el venezolano Luis  Aparicio y el cubano Zoilo Versalles. ¿Por qué en ellos? Bueno, Aparicio está en el Salón y Versalles fue el primer latino Más Valioso. Gana Aparicio obviamente.

En la esquina caliente, se presenta un caso raro. Alguien que con 32 años, solo estuvo un ratito y sin destacar, en las Grandes Ligas, pero de ribetes espectaculares en el Caribe, el cubano Héctor Rodríguez. Esta es una posición poco poblada por gente del Paraíso, con menciones para Howard Johnson y Ron Cey. 

Detrás del plato, Gary Carter, otro inquilino de Cooperstown, no admite retos; en tanto como Bateador Designado, ¿quién mejor que Rico Carty?

En la colina, tenemos a Juan Marichal, Miguel Cuéllar, Fernando Valenzuela, Camilo Pascual, Agapito Mayor y Denis Martínez. Ahí tienen a dos ganadores de Cy Young, Cuéllar y Valenzuela, los dos más grandes ganadores latinos Denis y Marichal, y lo que significaron los cubanos Pascual y Agapito, este último, único ganador de 3 juegos en una Serie. Finalmente, como relevistas, Orlando Peña, Luis Arroyo y José Rijo, este último porque fue dos veces seleccionado como relevista en los All Stars del Caribe.

Como siempre, el tema queda abierto a discusiones que distraen.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus